Dulces con un toque mágico

varita cake design

Las celebraciones más especiales siempre están coronadas por un postre. Tartas, galletas, tartaletas o pasteles se convierten en la mejor guinda de las fiestas, ya que dejan un buen sabor de boca a los invitados. Por ello, la empresa Varita Cake Design se convierte en una apuesta segura para aquellos que quieran conseguir los dulces más innovadores y, sobre todo, curiosos.

Araceli y Pamela del Valle Beresi son el germen de Varita. Estas dos hermanas, que están afincadas en Benalmádena aunque han pasado gran parte de su vida en Sudamérica, comenzaron a realizar tartas como afición en octubre de 2010. Poco a poco empezaron a cocinar dulces más elaborados y a venderlos tras realizar un curso especializado. "Desde pequeña he sido un poco cocinera. Además las dos somos diseñadoras y nos gustan muchísimo los colores, por lo que plasmamos los estilos en las tartas", explica Pamela, al tiempo que relata que cada pastel que realizan tiene un diseño completamente estudiado y adecuado a las peticiones de cada cliente.

Pero, ¿qué tienen de especial sus tartas? Pues para comenzar que están elaboradas usando como base un bizcocho clásico, aunque éste no puede ser muy blando al tener que soportar la cubierta y la decoración. Ese bizcocho además está recubierto con un poco de chocolate y relleno de algún tipo de mezcla, como puede ser dulce de leche. Todo para convertir cada bocado en único.

A partir de ahí llega el momento más laborioso del trabajo, pues todo se recubre de pasta fondant, un preparado alimenticio elaborado con ingredientes como azúcar, agua y glucosa. Esa pasta es la que se decora totalmente a mano y con todo tipo de elementos comestibles, siempre realizados de forma artesanal. "Nosotras proponemos algunas ideas, aunque nos interesamos por los gustos de los clientes para hacer cada tarta especial", afirma Araceli. Así, por ejemplo, durante este tiempo han realizado un pastel que era el resumen de una vida, ya que estaba decorado con elementos cotidianos de la vida del hombre al que iba dirigida, como es el caso de una taza de café o un muñeco hecho a la imagen y semejanza de Superman que aparecía pescando, pues el cliente era aficionado a este deporte y al superhéroe.

"Para un cumpleaños de una niña de 15 años hicimos una tarta inspirada en Lady Gaga. Creamos la muñeca, los títulos de las canciones e incluso un teléfono en la cubierta. Hemos hecho hasta Iphones comestibles", relata Pamela con una sonrisa. Cada pastel requiere un largo tiempo de elaboración ajustado a la complejidad del trabajo, por lo que estas hermanas, cuyo padre era de Córdoba por lo que se sienten españolas de corazón, se pueden pasar de cuatro a siete horas en la cocina para conseguir encargos únicos.

"Los encargos deben llegar como mínimo cuatro días antes de la elaboración, aunque todo depende del trabajo y del diseño de la tarta en sí", explica Pamela. Los clientes pueden ponerse en contacto con Varita a través del correo electrónico info@varita.es o en el teléfono 647 90 24 90. Los precios parten de los 20 euros, dependiendo de la complejidad de los pasteles.

El próximo paso de Varita, según adelantan estas emprendedoras, es buscar un local donde quieren ubicar su propio obrador para vender dulces especiales al público. De hecho, ya están buscando locales por la zona que se ajusten a sus necesidades, pues su intención es vender tartas, galletas decorativas, cupcakes y repostería tradicional, como por ejemplo alfajores de maicena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios