Jamones Eíriz, un sello lleno de tradición

  • La firma acometerá una nueva ampliación y comercializa ya sus productos en Hong Kong y República Dominicana.

Se sumergió en el trabajo desde pequeño, haciendo amarros para los chorizos y jamones , y hace siete años dio de alta su propia empresa. Domingo Eíriz Martín es responsable de ventas y promoción de Jamones Eíriz Jabugo, una empresa familiar que ha mamado desde siempre y a la cual ha enfocado todos sus esfuerzos. No en vano, Eíriz explica que después de estudiar una carrera y dos Master y de trabajar en empresas de consultoría (Av Gerencia Preventiva) y Prevención de Riesgos Laborales (Antea), decidió "que las horas extras y mi esfuerzo se quedaran en el negocio familiar".

El apellido Eíriz proviene de su tatarabuelo que "se vino desde Galicia andando a las minas de Río Tinto donde sabía que había trabajo. Con el dinero ahorrado compró una cerca en Cala, denominada La cerca del gallego, y empezó la cría de guarros". Hoy en día la empresa cuenta ya con su cuarta generación y es la segunda o tercera empresa de Jamones Ibéricos más antigua de la Sierra de Huelva. "Empezamos allá por el 1840".

Para seguir en boga no han dudado en realizar mejoras de forma continua. Desde 1987 han ampliado las instalaciones hasta en cuatro ocasiones. Además, pertenecen a la Denominación de Origen (DO) Jamón de Huelva. "Como apuesta decidida por la calidad y la diferenciación, cada año ampliamos el número de animales sacrificados incluso con la crisis, gracias a un gran trabajo de producción que genera un producto muy cuidado", cuenta el responsable de ventas y promoción.

Todo ello ha hecho posible que este año su producción se incremente un 10% respecto a la campaña pasada, en la que trabajaron con 1.500 cerdos ibéricos de bellota DO Jamón de Huelva y 1.000 cerdos ibéricos de cebo de campo. Además, Jamones Eíriz ha incrementado sus ventas un 10% tras un esfuerzo comercial muy intenso y la asistencia distintas Ferias de Alimentación, y ya comercializa sus productos en todo el territorio nacional, en el Reino Unido, Francia, Bélgica, República Dominicana y Hong Kong. Antes de fin de año sumarán otros cuatro países a su cuota comercial y tras la ampliación que tienen pendiente para abril de 2014 se dirigirán a otros cuatro nuevos destinos.

Su secreto, dice Eíriz, es "la selección de cerdos ibéricos puros de bellota de pequeños ganaderos que siempre nos dan lo mejor de sus fincas desde hace años y a los que nosotros le pagamos en riguroso contado". Son conscientes de que "cada producto lleva su tiempo, lo que implica incrementar los costes y reducir beneficios".

El proceso de salado de jamones se sigue haciendo como antiguamente, del mismo modo que el aliño de embutidos, y elaboran el producto con un sistema "continuo pero no industrializado, procesos más lentos pero seguros". Esa reducción de producción implica caudales de aire más grandes para los productos en curación natural, con lo que se consigue un acabado uniforme. "Nos caracteriza el interés, la pasión y la preocupación constante de no fallarle a los clientes, no podemos defraudar su confianza".

Todo este esfuerzo se ha visto recompensado con numerosos reconocimientos. En el IFFA Fráncfort celebrado en mayo obtuvieron 4 Medallas de oro por su jamón ibérico de bellota, caña de lomo ibérica de bellota clásica, caña de lomo ibérica de bellota clásica en lata y lomito ibérico de bellota, además de una Medalla de Plata al jamón ibérico de cebo campo.

Tienen el Premio Great Taste Award 2011 al jamón ibérico de bellota reserva; el Premio Great Taste Award 2010, al jamón y lomito ibéricos de bellota (fue la única empresa en conseguirlo); el Premio Jamón de Oro en Iberjamón 2005, con premio a la calidad continua; y cuentan con el sello de Calidad Certificada de la Junta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios