Oro líquido en botella de alta gama

  • La empresa Aceite Ferral embotellará para 2014 unas 5.500 botellas después de la campaña de recogida de la aceituna

Lafamilia Ferral, asentada en la provincia de Cádiz, decidió dar un giro a su actividad profesional dedicada durante años al cultivo de la remolacha y transformar su parcela en la salida de Jerez de la Frontera por la carretera de Trebujena en un olivar. El resultado, el aceite de Oliva Virgen Extra Ferral, que es un virgen extra mono varietal de arbequina. "Nuestro aceite es un virgen extra en esta campaña con una acidez 0,28, afrutado y con un color oscuro, sabor suave con un poco de picor al final", explica María del Mar López, gerente de la empresa que gestiona junto a su hermano Luis Alexis. Los dos hijos de Luis Ferral Castellano, agricultor con más de 60 años de trabajo. En 2007 se emprendieron en este nuevo proyecto que ahora es toda una realidad.

"Durante estos cinco años hemos visto como nuestro proyecto va poquito a poco, como deben ir las cosas bien hechas, cuando decidimos comercializar nuestro propio aceite y encima en la gama gourmet, sabíamos que nos metíamos en algo complicado, pero realmente es más duro de lo que te esperas", declara María del Mar Ferral.

La firma jerezana apostó desde su andadura en el mundo del aceite por la calidad propia de un producto para exigentes paladares. Para su presentación en el mercado se optó por embotellar su oro líquido en un envase que rompía esquemas.

Se trata de una botella de color dorado y opaca lo que permite que no pase la luz, una peculiaridad clave para conservarlo en perfectas condiciones . "El envase que utilizamos para embotellar nuestro producto quizá sea nuestra marca diferenciadora frente a otras empresas", afirma Ferral.

En este sentido, la gerente de la empresa ha explicado que "el formato elegido va unido al reflejo de lo que se puede encontrar en su interior y, como bien ensalza, "el sol de nuestra tierra, el clima a sabor marino que envuelve a nuestra plantación y la elegancia con la que hacemos las cosas en Andalucía".

La empresa Fersa Oliva comenzó la recogida de la aceituna el pasado 17 de octubre. Después la presente campaña de recogida de la aceituna arbequina embotellarán unas 5.500 botellas de aceite virgen extra. "Es la cifra media que embotellamos al año, aunque nuestra producción es mayor", aclara la gerente.

En cuanto a las ventas, María del Mar Ferral asegura que este año no se puede hablar tanto de ventas como de promoción del producto en sí. "La empresa ha querido primero dar a conocer el producto, dejando a un lado el interés por recaudar sin invertir".

De cara al año 2014, indica que la intención de la empresa es realizar una producción exacta por campaña, dando la mayor calidad. Con respecto a las ventas la familia Ferral tiene expectativas de venta al extranjero y "seguimos con las tiendas gourmet y algo de horeca".

Hasta el momento prácticamente el 70% de la producción de esta firma jerezana se ha quedado en España, aunque esto tiende a cambiar, ya que cada vez tienen mas demanda de fuera de España.  Ahora las ventas internacionales representan el 30% de lo embotellado. Hoy por hoy, el aceite de Oliva Virgen Extra Ferral viaja hasta mercados de países europeos como Inglaterra, Alemania y a México.

La intención futura de la firma gaditana es ampliar y llegar a un mayor número de países y la empresa ya tiene una estrategica de crecimiento en el mercado internacional que, según María del Mar Ferral, "está avalada por empresas que llevan años dedicados a la comercialización al extranjero".

De cara al futuro, junto al proyecto de seguir abriendo mercado al exterior, la firma trabaja en hacer un nuevo envase. Pero el más próximo "es la promoción de navidad, que junto con dos empresas más, haremos un precios pack de aceite, vinagre y sal", concluye María del Mar Ferral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios