Piden a la UE una compensación por "daños colaterales"

  • Los productores reclaman ante todo una solución política para la apertura del mercado.

 Tras conocerse la prórroga del veto ruso a la importación de determinados productos agroalimentarios -a causa de la decisión de la UE de mantener sanciones a Rusia con motivo del conflicto en Ucrania- las reacciones de los representantes de los agricultores no se han hecho esperar y han pedido urgentemente a la UE que arbitre de nuevo medidas para compensar los efectos colaterales que este conflicto político está provocando en sus rentas. 

Desde COAG han presentado una exhaustiva lista de medidas que va más allá de lo que había hasta ahora ya que dicen que "las que se establecieron en el primer periodo del veto han resultado escasas, dado que no todos los agricultores han podido acogerse a ellas en las mismas condiciones".

Así, COAG reclama ante todo actuaciones para facilitar la apertura del mercado ruso al producto español; y, en segundo lugar, una prórroga del reglamento que estaba vigente hasta el 30 de junio, hasta que finalice el veto, con incorporación de las siguientes mejoras: mejora en el trato a los agricultores no asociados a organizaciones de productores en cofinanciación y en acceso a todas las medidas disponibles (en especial para la no cosecha y cosecha en verde); mejora de las cuantías de las indemnizaciones de retirada en determinados productos contemplados por el reglamento, en especial para su envío a otros destinos diferentes de la distribución gratuita; mantenimiento de la posibilidad de transformar producto retirado para su distribución gratuita; el establecimiento de medidas frente al veto ruso en fruta de hueso de cara al comienzo de la nueva campaña y para que esta se desarrolle con normalidad; ampliar el cupo actual en manzana y pera, ya agotado; y adelanto del pago de los importes, por parte del Magrama (Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente), de los productos agrícolas que se acogieron a las medidas de los reglamentos de ayudas contra el veto ruso y que han sido validados para la percepción de esas ayudas.

Por su parte, Cooperativas Agroalimentarias también ha exigido a la Comisión Europea la prórroga de las retiradas excepcionales y la inclusión de la fruta de verano, actualmente excluida del reglamento, "de manera inmediata y con carácter preventivo, sin depender de que se produzca una desestabilización grave de precios". A juicio de Cooperativas Agroalimentarias, "prevenir" una crisis es más efectivo que "curarla"; y también alegan que "una decisión de la Administración en ese sentido reduciría la incertidumbre y la especulación que crece por días en el sector". 

En este sentido, Cooperativas dice que dado que el cierre al sector hortofrutícola de su primer mercado de exportación no comunitario es debido "a los daños colaterales de las decisiones geopolíticas de la Comisión, el sector cree que las instituciones comunitarias se deben responsabilizar de sus decisiones y, para ello, decretar urgentemente la ampliación de las medidas excepcionales para que atiendan suficientemente y a tiempo a los productos que están en campaña o entrarán en los próximos meses".

También la consejera de Agricultura, Carmen Ortiz, ha dicho que desde el Gobierno andaluz se va a insistir ante el Ministerio para que exija a la CE que "dote bien las medidas compensatorias para proteger a nuestros agricultores, sin excluir a ningún agricultor ni producto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios