Imágenes y palabras del pueblo saharaui

  • El ciclo 'Sahara, poética de una resistencia' empieza hoy en la Muestra de Alcances

Por tercer año consecutivo el Sahara occidental está presente en las pantallas de Alcances. En la edición de 2008 la muestra se abrió con la proyección de Tebraa, retrato de mujeres saharauis contando, además, con la presencia de la activista de derechos humanos Aminatou Haydar en el Gran Teatro Falla. En 2009, la realidad saharaui volvió a mostrarse en los documentales Back to Sahara y Ali Salem, arquitecto de la resistencia. Para este año el programa de la muestra le dedica uno de sus ciclos temáticos, Sáhara, poética de una resistencia, que se desarrollará en los próximos dos días con la proyección de cuatro documentales y la celebración de una mesa redonda.

El conflicto en la ex provincia española del Sahara Occidental estalla en 1975 cuando, contraviniendo las resoluciones de la ONU y sus propios compromisos en el seno de esta organización, España aborta el proceso de descolonización de este territorio y transfiere su soberanía a Mauritania y Marruecos. Este hecho dio lugar a una guerra entre el movimiento de liberación saharaui, el Frente Polisario, y las potencias anexionistas vecinas: Mauritania y Marruecos. Mauritania firmaría la paz y se retiraría del conflicto en 1979 mientras que el enfrentamiento armado con Marruecos continuaría hasta la firma del plan de paz de 1991. Desde entonces, si bien cesaron las armas, la resolución del conflicto sigue bloqueada por los continuos incumplimientos de los acuerdos, condenando al pueblo saharaui a la separación por uno de los muros más largos y militarizados del mundo. A un lado del muro está el exilio, casi 200 000 refugiados en los campamentos de la Hammada argelina que, tras huir de la ocupación, crearon la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), reconocida por más de 80 países en el mundo y apoyada por la solidaridad internacional. Al otro lado del muro está la ocupación marroquí, el expolio de los ricos recursos naturales saharauis y la violación de los derechos humanos de quienes exigen su derecho, reconocido internacionalmente, a decidir su nacionalidad.

Los cuatro documentales que se proyectarán en este ciclo muestran diferentes aspectos de esta realidad que acercarán más, si cabe, al pueblo saharaui y al público gaditano. Rasd ¿justicia sin guerra? refleja una pregunta crecientemente compartida por la juventud saharaui. En esta película las generaciones nacidas ya en el exilio expresan la frustración de vivir una situación de "ni guerra ni paz" que dura casi 20 años, más que el propio conflicto armado, y que no acaba de resolver la injusticia que sufren. Así, comienzan a plantearse otras opciones como la vuelta a las armas. Por otro lado, Al-Yidar, el muro muestra, precisamente, uno de los grandes iconos de la guerra del Sahara y que, a día de hoy, junto con el muro de Israel en Palestina y el de la frontera de EEUU con México, recuerda que el muro de Berlín no fue la última vergüenza. Precisamente, otro de los títulos que componen este ciclo, Hammada, habla de una de las consecuencias de este muro en los campamentos de refugiados saharauis: el aislamiento. Ante esta situación, iniciativas como el Festival de cine del Sahara tratan de facilitar la comunicación de los jóvenes con el mundo, dando lugar a experiencias como la retratada en "Sáhara no se vende", donde la mirada saharaui sobre su propia situación es la protagonista. El ciclo se cerrará con una mesa redonda en la que se podrá dialogar y reflexionar sobre este conflicto tan íntimamente ligado a nuestra propia historia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios