Acciona amenaza con dejar la A-7 y los trabajadores desconfían de Fomento

  • Los túneles corren el riesgo de hundimiento en los años que las obras estarán cerradas

Comentarios 1

Los apenas 20 operarios que quedan en el tramo Puntalón-Carchuna de la A-7 estaban ayer consternados al conocer las promesas de Fomento acerca del plazo de finalización de la Autovía del Mediterráneo. "Ya es hora de que se diga la verdad", dijeron haciendo piña. Así desmintieron las afirmaciones que realizó ayer el PSOE a través de un comunicado de que "se sigue trabajando en el tramo". "No es cierto, tan sólo estamos con las labores necesarias para recoger e irnos". Y añadieron: "Tampoco es verdad que Acciona esté negociando con el Ministerio, las negociaciones duraron dos meses y ya terminaron y el resultado es que nos vamos y que volveremos en 2013 para terminar la obra en 2015, que es cuando Fomento piensa pagar". Así que de 2012 nada. "Según nos han dicho nuestro superiores, nadie se ha puesto en contacto con Acciona para negociar nada más".

Uno de los graves problemas a la hora de abandonar una obra, según explicaron, es que los túneles -que serán sellados antes de marcharse-, una obra costosísima, corren un grave riesgo de hundimiento, "ya que la tierra empujará hacia abajo durante ese tiempo" y, además, ahora mismo no cuentan con todo el refuerzo de cuando están terminados.

De los 20 trabajadores que quedan, el próximo día 31 de agosto, 10 finalizan su contrato. "Se nos acaba el pan para alimentar a nuestros hijos", se quejaron resignados. Esta decena se sumará a los 140 (incluidos los de la subcontrata) que ya han ido a la calle. "Tampoco hay que olvidar los 200 empleos indirectos que se han destruido", recordó Jesús López, oficial de primera encofrador, "entre suministros eléctricos, casas de alquiler, hostelería...". Los otros 10 alargarán su agonía hasta el día 10 de septiembre. Ayer, a las 11:30, estaban siendo retiradas algunas máquinas de la zona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios