Alaya y la juez Bolaños repiten su enfrentamiento por las macrocausas

  • Ambas muestran su disconformidad con el plan del TSJA y retrasan su puesta en marcha

Comentarios 4

La pugna por las macrocausas se recrudece. La juez Mercedes Alaya y la nueva titular del juzgado, María Ángeles Núñez Bolaños, repiten su enfrentamiento por el control de los grandes sumarios que se instruyen en el juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla. Ambas magistradas se aferran a sus posturas y han mostrado su disconformidad con el plan de actuación que la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) aprobó en su reunión del pasado 23 de junio, que entregó a Alaya el caso de los ERE y el delito societario de Mercasevilla, mientras que dejó en manos de la titular el caso de los cursos de formación y el de los avales y préstamos concedidos por la agencia Idea.

Según explicaron a este periódico fuentes judiciales, el reparto no ha dejado satisfechas a ninguna de las dos jueces, lo que va a retrasar al menos durante varias semanas su puesta en marcha. La juez Mercedes Alaya ha presentado un escrito ante el máximo órgano de gobierno de los jueces, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), cuya Comisión Permanente tenía previsto debatir mañana y en su caso aprobar el reparto propuesto por el TSJA. En ese escrito, Alaya se opone al plan de actuación del TSJA, al que solicitó quedarse con las tres macrocausas.

Por su parte, la juez María Núñez Bolaños ha enviado un escrito al TSJA en el que muestra igualmente su desacuerdo con el reparto, ya que esta magistrada había planteado la "imposibilidad de decidir" sobre el conocimiento y posible reparto del caso de los ERE, ya que la causa estaba pendiente de que la Audiencia de Sevilla resuelva sobre la división en piezas separadas, una cuestión relevante para decidir sobre el reparto y la "colaboración" entre la juez titular y la comisionada.

La pugna de ambas magistradas por el control de las macrocausas ha llevado al CGPJ a retrasar la aprobación del plan de actuación en este juzgado y a devolver el asunto a la Sala de Gobierno del TSJA, que podría analizar de nuevo las posturas de ambas magistradas en su reunión del próximo martes, 7 de julio, si diese tiempo.

Si el TSJA resuelve ese día el conflicto planteado, remitirá de nuevo al Consejo el asunto para su aprobación, pero sería difícil que la cuestión se abordase en la reunión de la Comisión Permanente del próximo 9 de julio, con lo cual Mercedes Alaya tendrá que seguir varias semanas más en su nuevo destino en la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla, la misma que debe resolver sobre la posible división del caso de los ERE en piezas separadas, aunque Alaya quedaría al margen de ese recurso.

De hecho, la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla ha acelerado la tramitación del recurso de la Fiscalía Anticorrupción en el que ha planteado la división en piezas. En una providencia, la Audiencia explica que "antes de darse un señalamiento conforme al turno existente, dada la relevancia del asunto objeto de debate se analizarán los autos por si fuera posible una rápida resolución del recurso con el menor perjuicio para los señalamientos ya acordados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios