Alaya esgrime la amistad de Bolaños con el consejero para descalificarla

  • En su informe al Consejo cuestiona su imparcialidad por su vinculación con Emilio de Llera

Comentarios 12

Alaya no sólo acusó a la juez María Nuñez Bolaños de no estar preparada para asumir las macrocausas, sino que su ataque fue incluso más personal, aludiendo a la relación de amistad de la magistrada con el consejero de Justicia e Interior de la Junta y fiscal en excedencia, Emilio de Llera, según han confirmado a este periódico varias fuentes.

En su informe elevado al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para defender que debe ser ella la que continúe con la instrucción de las tres macrocausas, Alaya rebasó el análisis meramente jurídico para entrar en consideraciones personales respecto a su sucesora en el juzgado, la juez María Núñez Bolaños. Un ataque duro y contundente contra la nueva titular, a la que Alaya comenzaba atacando por su supuesta falta de preparación para asumir la investigación de estos macroprocesos penales, dado que Bolaños -que paradójicamente es una de las pocas jueces que es doctor en Derecho- había pasado los últimos años destinada en un juzgado de Familia, algo que a juicio de Mercedes Alaya suponía un grave obstáculo para instruir unos sumarios de gran complejidad y amplitud, como el caso de los ERE fraudulentos, las irregularidades relacionadas a los cursos de formación, y la investigación de los préstamos y avales concedidos por la agencia Idea. A medida que avanza el dictamen elaborado por la juez Alaya, que esta magistradas remitió directamente al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que a su vez lo envió a la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), los ataques de Alaya a Bolaños se hacen más personales. Según las mismas fuentes consultadas, la juez no ha dudado en recurrir a la vinculación de Bolaños y su marido, el médico forense y psiquiatra Julio Guija, con el consejero de Justicia e Interior de la Junta, Emilio de Llera, que fue fiscal de la Audiencia de Sevilla hasta su incorporación en el Gobierno andaluz en mayo de 2012. En su controvertido informe, Mercedes Alaya llega a cuestionar la imparcialidad de Bolaños por esa supuesta vinculación con el consejero andaluz, destacaron las fuentes consultadas.

La disconformidad de Alaya y de Bolaños al reparto de las macrocausas acordado por la Sala de Gobierno del TSJA fue revisada en una reunión de la misma Sala el pasado martes. El Alto Tribunal ratificó por "unanimidad" el acuerdo alcanzado el pasado 23 de junio, en el que se decidió que Alaya continuara con la instrucción del caso de los ERE fraudulentos y del delito societario de Mercasevilla, mientras que Núñez Bolaños mantendría la competencia para investigar las irregularidades de los cursos de formación y de los avales y préstamos de IDEA.

En el acuerdo del martes, el TSJA decidió elevar un informe sobre el reparto de trabajo en el juzgado de Instrucción número 6, en el que se "analizarán y valorarán" los escritos y alegaciones presentados por ambas magistradas, por lo que en ese documento el TSJA tendrá que pronunciarse sobre esas alegaciones.

Por su parte, Bolaños advirtió al Alto Tribunal de las posibles nulidades de pueden producirse en torno a la decisión de encomendar a Alaya el caso de los ERE.

La guerra que enfrenta a ambas magistradas amenaza con hacer cada vez más insostenible la "colaboración" que en su día reclamaron tanto el TSJA como el CGPJ reclamaron de la nueva titular y la juez que logró una comisión de servicio de seis meses. El CGPJ se pronunciará sobre el reparto del trabajo el próximo 16 de julio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios