Alaya cargó contra la juez Bolaños acusándola de no estar preparada

  • La juez aludió en el informe que envió al CGPJ a sus 11 últimos años en un juzgado de Familia

Comentarios 6

Alaya cargó contra la juez Bolaños acusándola de no estar preparada para asumir las macrocausas que se instruyen en este juzgado. La guerra que existe por el control de los grandes sumarios que en su día inició la juez Alaya tuvo un último episodio con el informe que ambas magistradas enviaron sendos informes mostrando su disconformidad con el reparto aprobado por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que encomendaba a Alaya el caso de los ERE fraudulentos y el sumario del delito societario de Mercasevilla, y dejaba en manos de la titular las otras dos macrocausas: las irregularidades en los cursos de formación y la investigación de los avales y préstamos concedidos por la agencia Idea.

Según confirmaron a este periódico varias fuentes judiciales, en su informe Alaya acusó a la juez María Núñez Bolaños de no estar preparada para asumir la investigación de estos macroprocesos penales, aludiendo al anterior destino de esta magistrada en un juzgado de Familia, donde ha pasado los últimos 11 años en una jurisdicción distinta a la Penal. Éste es sólo uno de los argumentos que esgrimió Alaya en su contundente y controvertido informe que, según algunas fuentes, atribuyen a un último intento desesperado de la magistrada por no perder la instrucción de algunos de los procesos en los que lleva trabajando desde hace años, pero cuya competencia ella misma perdió al solicitar de forma voluntaria una plaza de magistrada en la Audiencia de Sevilla.

La Sala de Gobierno del TSJA acordó ayer por "unanimidad" elevar al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) un informe sobre el reparto de trabajo en el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, en el que se "analizan y valoran" los escritos presentados tanto por la magistrada titular como por Alaya, en el que realizaban alegaciones al plan de actuación propuesto la Sala de Gobierno, según informó el Alto Tribunal andaluz.

En el informe se mantiene que la distribución del trabajo debe ser la que ya se aprobó en una reunión anterior del pasado 23 de junio. La Sala de Gobierno remitirá ahora el informe, que se redactará en los próximos días, al CGPJ, el máximo órgano de gobierno de los jueces, que será el encargado de ratificar el plan de actuación y distribución de cometidos en la medida de refuerzo. La ratificación no podrá producirse en la reunión de la Comisión Permanente del CGPJ de mañana, sino que tendrá lugar en principio el próximo 16 de julio.

Tanto una magistrada como la otra impugnaron el reparto que la Sala de Gobierno aprobó en su momento. La juez Bolaños envió un informe al TSJA en el que mostraba su desacuerdo con el reparto, ya que esta magistrada había planteado la "imposibilidad de decidir" sobre el conocimiento y posible distribución del caso de los ERE porque esta causa estaba pendiente de que la Audiencia de Sevilla resolviera sobre la división en piezas separadas, una cuestión relevante para decidir sobre la organización del trabajo y la "colaboración" entre la juez titular y Alaya.

En su escrito, Bolaños advirtió a la Sala de Gobierno de las posibles nulidades que pueden producirse en torno a su decisión de encomendar a Alaya los ERE, dado que como titular del juzgado es la juez natural predeterminada por la ley para la instrucción, circunstancia que podría esgrimir alguna de las defensas de los más de 265 imputados en esta macrocausa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios