Alaya solicita una prórroga para intentar cerrar la instrucción de otros cinco sumarios

  • El TSJA analizará su petición el próximo martes y será el CGPJ quien finalmente decida

Comentarios 12

La juez Mercedes Alaya ha solicitado formalmente una prórroga para poder continuar la instrucción de los seis sumarios que tiene abiertos, entre ellos el caso de los ERE fraudulentos y el de las irregularidades en los cursos de formación financiados con fondos públicos, una vez que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) le ha adjudicado una de las cuatro plazas de magistrado en la Audiencia de Sevilla, según confirmaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). Alaya se reunió precisamente ayer en Sevilla con el presidente del TSJA, Lorenzo del Río, a quien transmitió verbalmente su decisión de pedir una prórroga de la toma de posesión de su plaza en la Audiencia -que tendría lugar a finales de febrero o principios de marzo- y le anunció que hoy mismo le remitiría un informe con los argumentos de la juez para reclamar dicha prolongación de su estancia en el juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, por un tiempo que no ha sido especificado. La idea de Alaya, según las mismas fuentes, es poder terminar con esta prórroga alguno de los seis sumarios de "especial complejidad" que tramita, puesto que junto a los ERE y los cursos de formación, tiene abiertas sendas investigaciones por delitos societarios en Mercasevilla, sobre la venta fraudulenta de los terrenos de esta empresa pública, y sobre el pago de mordidas a funcionarios públicos por parte de la empresa Fitonovo -la denominada operación Madeja-. Estas tres últimas investigaciones están avanzadas, mientras que los ERE sólo están investigadas en torno a un 40% de las ayudas y la instrucción de los cursos de formación no ha hecho más que comenzar.

La figura de la prórroga aparece en el artículo 319.2 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), que establece que el CGPJ podrá prorrogar si media "justa causa" el plazo para la toma de posesión.

La prórroga solicitada por Alaya será estudiada el próximo martes por la Sala de Gobierno del TSJA, que remitirá su propuesta al CGPJ, que es el que tiene la última palabra. Aunque no hay muchos antecedentes de prórroga, recientemente se han concedido algunas para la conciliación familiar de un magistrado y a otro juez de lo Mercantil que tenía señalado varios juicios importantes. El Consejo General del Poder Judicial, además de decidir sobre si concede la prórroga a Alaya, también puede pronunciarse sobre si saca a concurso la plaza que esta juez deja vacante en el juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla o si deja "en diferido" dicho concurso hasta que concluya la prórroga de Alaya. Aunque no hay una duración fijada para las prórrogas, podría proponerse que Alaya siguiera en el juzgado por seis meses, el mismo plazo de las comisiones de servicio.

Una vez acabada la prórroga, la misma juez podría solicitar una comisión de servicio, para lo cual tendría que motivar suficientemente los motivos para que se le conceda dicha comisión, para la cual, según el artículo 216 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, deben concurrir "circunstancias de especial necesidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios