Algeciras quiere al igual que La Línea más recursos estatales por su condición fronteriza

  • La Junta intenta mediar en el conflicto laboral en el consistorio linense por el impago de nóminas

"Si el Gobierno le abre la puerta a La Línea para que tenga un estatus económico especial, Algeciras no dudará en llamar a esa puerta ya que también soporta una servidumbre fronteriza". El alcalde de Algeciras, Tomás Herrera, salió ayer así al paso de las declaraciones de la presidenta del PSOE andaluz, Rosa Torres, en las que anunciaba que su partido está dispuesto a negociar con el alcalde linense para que este municipio tenga un trato "diferente", lo que se traduciría en la aportación de más fondos estatales.

Herrera aseguró que está dispuesto a reclamar para Algeciras una "atención económica especial" en el caso de que el Gobierno central modifique al alza la Carta Económica Especial de La Línea por su condición fronteriza con Gibraltar. Una opción que baraja el PSOE a raíz de la intención del alcalde linense, Alejandro Sánchez (PP), de cobrar un peaje de unos cinco euros a partir de octubre por entrar en la colonia. El regidor socialista subrayó que Algeciras también padece una servidumbre fronteriza ya que no sólo es el epicentro de la Operación Paso del Estrecho (OPE) sino que soporta todo el año el paso de millones de magrebíes para embarcar rumbo al norte de África.

La salida desesperada que ha buscado el alcalde linense en ese peaje de entrada al Peñón coincide con el aumento de la conflictividad laboral en su ayuntamiento por el impago de las nóminas. Los trabajadores recrudecieron ayer las protestas disponiendo una barrera de neumáticos en la carretera de acceso a Gibraltar a la prendieron fuego. Ante la situación de este consistorio, el consejero de Gobernación, Luis Pizarro, mantendrá mañana un encuentro con el comité de empresa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios