Alonso defiende que "no hay deuda pendiente" con los institutos que denuncian recortes

La Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía asegura "cumplir los plazos" en lo tocante a los gastos de funcionamiento de los centros educativos, indicando, de hecho, que en el caso de los concertados la Administración se encuentra al día, pues ya se les ha liquidado los correspondientes al curso 2012-13.

Así lo defendió ayer el consejero del ramo, Luciano Alonso, aseguró durante su comparecencia en la Cámara autonómica en respuesta a una pregunta de la parlamentaria andaluza del PP María Francisca Carazo, que acusó a la Junta de ejecutar, a un mes de finalizar el año, únicamente un 58% de la partida correspondiente, dejando a muchos centros "sin un euro y tiritando". Fuentes de la comunidad educativa apuntaron a este medio que la Junta recortará para el curso actual, 2013-14, unos siete millones de euros del gasto corriente de los centros.

Este conflicto salió a la palestra a principios de 2013, cuando los institutos lamentaron la precariedad en la que se encontraban a cuenta del impago de la Junta de los gastos de funcionamiento.

Durante su comparecencia, Alonso explicó que los gastos de corrientes de los centros concertados no se calculan igual que los de los públicos. A estos centros se le transfieren las asignaciones que establece el Estado; y que la Consejería transfiere lo que se refleja en dichos presupuestos en cuatro pagos al año y, hoy, "no hay deuda pendiente". En el caso de los colegios e institutos públicos, estos gastos se fijan provisionalmente para cada centro y se comunican a los directores antes del 30 de noviembre de cada año y se realizan en cuatro pagos anuales. Alonso subrayó que la consejería está "cumpliendo los plazos" y que, pese a la crisis, la cantidad asignada es de 115 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios