Altos cargos de Prisiones declaran por los vertidos en Granada

El secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, y subdirector general de servicios penitenciarios, Enrique Caracuel, declararon ayer ante la Guardia Civil por su presunta responsabilidad en el caso que investiga el Juzgado de Instrucción 6 de Granada sobre los vertidos de aguas fecales procedentes de la depuradora de la prisión provincial a una finca cercana. El magistrado Miguel Ángel del Arco instruye la causa en la que se le atribuye a ambos la posible comisión de los delitos de prevaricación, contra la ordenación del territorio y contra el medio ambiente.

Aunque en principio se había apuntado a la imputación de la diputada socialista en Madrid Mercedes Gallizo -ex directora general de Instituciones Penitenciarias- por este mismo caso, su aforamiento impide que sea el juzgado granadino el que pueda tomar una decisión al respecto. Así, en el caso de que el juez considerara que existen indicios de criminalidad en su actuación enviará exposición razonada al Tribunal Superior de Justicia de Madrid, si así lo estima oportuno. Ya el pasado 7 de julio Gallizo pidió a la gestora del PSM y al Grupo Parlamentario Socialista que aplazasen su nombramiento como senadora por la Comunidad de Madrid hasta que se aclarasen los términos de su imputación.

La declaración como imputados de Yuste y Caracuel se produce después de que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) archivara las actuaciones contra el parlamentario del PSOE y ex delegado provincial de Medio Ambiente Francisco Javier Aragón en este caso, a través de una resolución en la que consideró, al igual que la Fiscalía, que la Junta "no cuenta entre sus competencias con la vigilancia, inspección y control" de la depuradora del centro penitenciario de Albolote. Por este mismo asunto ya declaró la delegada de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente en Granada, Inmaculada Oria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios