Arellano plantea afrontar cada mes la deuda con la Universidad

El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, dijo ayer que no es "deseable" la deuda de unos 600 millones que mantiene la Junta con las universidades andaluzas y apuntó como solución aportar una cantidad adicional mes a mes para saldarla en un tiempo razonable. Ramírez de Arellano explicó que la deuda del Gobierno andaluz con las universidades se ha situado en los dos últimos años en unos 600 millones, el doble que antes de la crisis y una cifra que ha considerado que "no es necesaria".

El consejero abogó por "dar certidumbre" a las universidades para garantizar que cuenten con la tesorería necesaria y ha subrayado el compromiso que ya apuntó la presidenta de la Junta, Susana Díaz, de afrontar la deuda lo antes posible. "El único planteamiento creíble para pagar la deuda es que cada mes, en vez de recibir el dinero para nóminas, se vaya dando una cantidad adicional", indicó Ramírez de Arellano con el objetivo de saldar los pagos pendientes "en un plazo razonable".

El consejero recalcó que las universidades representan un factor fundamental en el desarrollo económico de sus entornos y son en Andalucía una de las principales industrias, por lo que "hay que facilitarles" su desarrollo para evitar "que se paren o deban dinero a proveedores". Para "garantizar la autonomía" de las universidades, adelantó que han recibido esta semana una transferencia de 100 millones de euros.

Ramírez de Arellano subrayó la apuesta de la Junta por una formación superior con el nuevo decreto de precios, que recuperará las tasas de 2011 y facilitará a los estudiante con dificultades económicas que puedan pagar la matrícula hasta en ocho plazos. Además, el consejero destacó la apuesta del Gobierno andaluz por una política universitaria "más moderna, más social y más justa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios