Arenas insta a Griñán a unirse a su recurso al TC sobre la deuda histórica

  • Justifica su invitación en que "es un acto de gobierno y no de oposición" · El PSOE aconseja al PP que se "autoquerelle" por no dar un céntimo cuando gobernó

Comentarios 1

El PP no quiere tener sólo a IU como aliado en su estrategia judicial contra el pago en especie de la deuda histórica. Ayer apuntó más alto, y su presidente en Andalucía, Javier Arenas, incluso sugirió al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, a sumarse al recurso que su partido presentará este mes de febrero ante el Tribunal Constitucional. La razón para semejante invitación es que, para el dirigente popular, esta acción judicial "es un acto de gobierno y no de oposición", ya que lo que se pretende es defender los "intereses legítimos" de Andalucía recogidos en su Estatuto.

A pesar del ofrecimiento, formulado durante el Comité Director del PP de Almería, Arenas no contó con que el PSOE acabe sumándose. Recordó que el texto estatutario, a pesar de nacer del consenso de quienes están hoy al frente del Gobierno autonómico y la oposición, está "enterrado" frente al catalán, "que no tiene consenso" pero que los socialistas "defienden con unas y dientes"; algo que consideró también debería suceder con el andaluz.

El recurso del PP ante el Constitución, que se canalizará a través del Grupo Parlamentario del PP en el Congreso de los Diputados, pretende impugnar la disposición de los Presupuestos Generales del Estado de 2010 en los que se recoge el pago de este concepto, que Junta y Gobierno pactaron en liquidar en solares y no en dinero contante y sonante. La presentación de este recurso no paralizará la ejecución del acuerdo alcanzado entre los dos gobiernos. Aparte de esta vía, los populares andaluces intervendrán por la contencioso-administrativa con un recurso ante el Tribunal Supremo.

La reacción del PSOE a la propuesta de Arenas fue un consejo: el PP debería "autoquerellarse" por sus ocho años de "maltrato" a Andalucía, en los que no dio "ni un solo céntimo" a la comunidad. Por tanto, sus recursos fueron rebajados a la categoría de "paradoja". Los socialistas también resaltaron su confianza en que llegado el 20 de marzo, fecha límite para el cobro de la deuda histórica, el Gobierno central "cumplirá".

Sobre esta reflexión, Griñán profundizó y no sólo reprochó al PP su falta de coherencia, sino que tildó de "jocoso" que "un partido que nunca ha creído ni en Andalucía ni en la deuda histórica" acuda ahora a los tribunales, y más aún cuando se han pagado 420 millones en metálico y los 784 restantes se cobrarán "en especie transformable también en metálico". "Cuando se utiliza el poder judicial en política, tan sólo queda esperar a ver qué dicen los tribunales", concluyó Griñán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios