Arenas ofrece al PSOE negociar un nuevo paquete de medidas anticrisis

  • Las llevará al próximo pleno en el Parlamento, pero confía en reunirse antes con el presidente andaluz · Cree que los pactos benefician tanto a la Junta como al PP

Comentarios 1

PSOE y PP creen ahora que la gravedad de la situación económica y la demanda de acuerdo de la sociedad requiere del esfuerzo de la clase política, y los dos quieren tomar la iniciativa y rentabilizarla. Y ya se cruzan ofertas de consenso. Si el lunes eran los socialistas quienes estaban dispuestos a negociar hasta su plan estrella Andalucía Sostenible, ayer los populares no quisieron ir a la zaga. Desde junio, salvo una reunión protocolaria, el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, y el líder del PP, Javier Arenas, no se han vuelto a sentar frente a frente, y el PP quiere forzar una cita entre ambos de aquí a la próxima semana. A este encuentro Arenas no iría con las manos vacías: pondrá sobre la mesa un nuevo paquete de medidas.

Aunque del contenido del documento el PP no quiere contar mucho, algunas de las claves serán coincidentes con las quince reformas que viene esgrimiendo en los últimos nueve meses: una reforma educativa, más incentivos a las empresas, sobre todo, a pymes y autónomos; bajada selectiva de impuestos, y el cumplimiento del Estatuto tanto en financiación autonómica como en la deuda histórica. A estas se suman una de sus piedras angulares: la austeridad en la administración autonómica, que requerirá de una reestructuración en la que se suprima la larga lista de altos cargos, asesores, gastos en protocolo, coches oficiales e indemnizaciones, y el adelgazamiento del entramado paralelo de las empresas públicas .

Prospere o no su pretensión de Arenas de verse a solas con Griñán -la comunicación es menos fluida que con su antecesor, Manuel Chaves, así como con su Ejecutivo-, estas propuestas no se quedarán en un cajón, sino que se registrarán para que puedan debatirse en el próximo pleno en el Parlamento. Allí es donde Arenas confía en que pueda materializarse el consenso, más aún desde la premisa de que de éste salen beneficiadas todas las partes: los ciudadanos, el Gobierno andaluz, y también sus siglas. "Si el PP pacta, también le favorecerá, porque tendrá su reconocimiento", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios