Arenas presenta un decálogo "para la regeneración democrática" de Andalucía

  • El líder de los populares andaluces anuncia una serie de medidas que se englobarán en una proposición no de ley para "limpiar Andalucía".

Comentarios 69

El presidente del PP andaluz, Javier Arenas, ha propuesto un decálogo "para la regeneración democrática" en Andalucía como alternativa para "desatascar" la gestión del Gobierno andaluz y para "limpiar de tanta suciedad" después de 30 años de "único poder" en Andalucía.

En su intervención ante la reunión extraordinaria del Comité Ejecutivo Regional del PP, Arenas ha alertado de los "momentos especialmente graves" que está pasando la comunidad, ya que a los malos datos económicos y de empleo se une la situación de "descontrol" de un Gobierno con "multitud de escándalos".

Por ello, ha anunciado un decálogo de medidas, que quedarán englobadas en una proposición no de ley, como la limitación de los mandatos del presidente de la Junta a ocho años o una nueva ley de Hacienda Pública para que no se gaste ni un solo euro sin control del Parlamento y los funcionarios.

La tercera medida del decálogo es que los familiares directos de los altos cargos no podrán acceder a ningún contrato ni subvención de la administración si no se hace a través de concursos públicos abiertos y transparentes. El PP propone también que los altos cargos de la administración no puedan contratar hasta cinco años después de su cese o su relevo de la administración.

De la misma forma, los populares plantean en su decálogo que los altos cargos y los parlamentarios tendrán que declarar las relaciones de sus familiares directos con la administración; así como que se creen comisiones de investigación sin que se requiera la mayoría absoluta del Parlamento, y que se pueda acotar un número de máximo para cada periodo de sesiones de la Cámara.

Constituir una comisión permanente de vigilancia de las contrataciones en el Parlamento de Andalucía; crear una comisión permanente de seguimiento del sector público empresarial andaluz "que en su inmensa mayoría hoy es ajeno al control" público; y pactar un decreto de buenas prácticas para el gasto público, son otras de las propuestas lanzadas por el presidente del PP-A.

Finalmente, el decálogo plantea que Andalucía pueda tener las elecciones separadas para poder "analizar en profundidad" los problemas propios de esta comunidad.

Todas estas medidas se engloban en una proposición no de ley pero el PP va a encargar un estudio de las modificaciones "que procedan" en la Ley Electoral, en la Ley de Hacienda Pública de Andalucía, la de Incompatibilidades de Altos Cargos, y el Reglamento de la Cámara, para los cambios legales que se requieran para aplicar el decálogo.

La actitud de "descontrol" del Ejecutivo de José Antonio Griñán está haciendo "tambalear" la confianza de los ciudadanos, según el líder popular, quien ha señalado que en estos momentos el PSOE se ha convertido en "un grave problema" para la comunidad y lo ha culpado de la "distorsión" de la imagen que en España se tiene de Andalucía.

"Nada de lo que está ocurriendo se puede entender sin el lastre de 30 años del mismo partido en el Gobierno, algo que se resume en una confusión en de la política con el interés partidista", ha subrayado Arenas, quien ha censurado el esfuerzo realizado por el PSOE en identificar "Andalucía con socialismo", algo más propio, en su opinión, de los sistemas totalitarios. A juicio de Javier Arenas, la obligación "fundamental" del PP es "recuperar el crédito de la política", porque de no hacerlo será "mucho más difícil y tardío" poder salir de la crisis económica y del empleo, por lo que ha invitado a todos los partidos a la puesta en marcha de un "proceso de regeneración institucional".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios