Arenas usa dedal para coser el PP

  • El presidente popular diseña a medida la renovación de las direcciones provinciales bajo la premisa de la "cohesión" y sin dar notoriedad a las candidaturas críticas

Comentarios 5

El PP andaluz afrontará las dos últimas semanas de noviembre la renovación de sus cúpulas provinciales y su presidente, Javier Arenas, no da puntada sin hilo. El líder popular impulsa los nuevos equipos en las direcciones donde acometerá la renovación y apoya a los dirigentes que continuarán en el cargo, sin dejar de mostrar "respeto" por las candidaturas críticas.

El requisito mínimo exigido, 75 firmas, ha propiciado que en Huelva, Granada y Jaén hayan prosperado alternativas a las listas respaldadas por la dirección regional. Arenas se afana en que el proceso no genere traumas.

El presidente del PP-A ha lanzado un mensaje claro: no quiere disputas internas ni declaraciones cruzadas de candidatos que perjudiquen la imagen del partido. Los congresos provinciales deben transmitir a la sociedad la imagen de un partido "cohesionado" y el presidente provincial elegido debe recibir el "respaldo amplio" de los compromisarios. Sin ganadores ni perdedores.

Arenas niega intromisión en los procesos, mientras diseña el esqueleto del partido que prepare la victoria en las municipales de 2011, antesala del gran objetivo: laPresidencia de la Junta.

Con esmero, el presidente del PP-A evita dejar cadáveres políticos en el camino. En Huelva, sorprendió la decisión de relevar de la dirección provincial a Pedro Rodríguez, alcalde de la capital, para asignarle la tarea de dirigir un comité de nueva creación en el partido, de Estrategias.

El nuevo cometido de Rodríguez en el aparato regional fue la explicación oficial, pero en la sombra destellea que el alcalde de Huelva no contaba con el respaldo de otros regidores de la sierra onubense y la corriente alternativa encabezada por el alcalde de Palos, Carmelo Romero, podía tomar fuerza, aseguran fuentes populares. Arenas se decidió por el alcalde de Lepe, Manuel Ándres González , a quien el secretario general de la formación, Antonio Sanz, presentó como un candidato de "cohesión", mientras el alcalde de la capital se puso a disposición de l partido.

Otra sorpresa se dio el lunes en Málaga. Contra todo pronóstico, el presidente del PP malagueño, Joaquín Ramírez, dio un paso atrás en su intención de presentarse a la reelección -aún contando con 1.650 firmas para repetir- y dejaba paso al secretario provincial, Elías Bendondo, secretario general. Ramírez no tiene para Arenas el perfil de candidato de consenso, conocidos sus enfrentamientos con el alcalde de la capital, Francisco de la Torre. El propio Antonio Sanz le comunicó a Ramírez la decisión del partido y, pese a los resultados electorales que el PP malagueño ha obtenido -junto a Almería las únicas donde venció al PSOE en las autonómicas-, cambiará de patrón.

A la candidatura crítica de Huelva se le unen Juan Pizarro en Jaén frente a José Enrique Fernández de Moya y en Granada, Fermín García, alcalde de Molvízar, frente a Santiago Pérez, según las candidaturas hechas públicas ayer por el PP. Arenas avisó a continuación en un acto en apoyo del trabajo decente: "son precandidatos".

Será el próximo 16 de octubre cuando las asambleas provinciales proclamen oficialmente a los candidatos, que precisarán del apoyo del 20% de los compromisarios para optar a presidir el partido a nivel provincial. Arenas tiene tiempo de remendar a los críticos y presentar candidaturas únicas bien hiladas sin que corra ni una gota de sangre. Para eso sirve el dedal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios