Atraco en un pueblo que tiene vacante su única plaza de Policía Local

  • Los asaltantes se llevaron un botín de 6.000 euros de una sucursal bancaria de Benaocaz

Faltaban diez minutos para las diez de la mañana de ayer cuando dos hombres que ocultaban sus rostros con pasamontañas irrumpieron en la oficina de Cajasol emplazada en el número 1 de la céntrica calle Fray Domingo, en la localidad gaditana de Benaocaz, a escasos 20 metros de la Casa Consistorial. Se da la circunstancia de que Benaocaz tan sólo cuenta con una plaza de policía local; además, esta plaza se encuentra además vacante desde que, hace ya más de dos años, se jubiló su único agente.

Portando uno de los asaltantes una pistola, probablemente simulada, dejaron salir a la única clienta que en esos momentos se encontraba en la oficina, y conminaron al también único empleado del banco presente en aquel momento a que les hiciera entrega del dinero en efectivo.

En total, se llevaron unos 6.000 euros que en esos momentos había en la caja, para, instantes después, abandonar rápidamente el banco y huir en una motocicleta, según detallaron fuentes de la Guardia Civil . Al parecer, ambos individuos enfilaron la carretera de Villaluenga para terminar deshaciéndose de la moto en la que se habían dado a la fuga en el área recreativa El Cintillo. Los asaltantes en fuga tuvieron tiempo además de prenderle fuego a la motocicleta en el interior de una edificación abandonada existente en las proximidades. Allí encontrarían poco después los agentes de la Guardia Civil los restos de la moto, que quedó prácticamente irreconocible.

Nada más tener conocimiento de lo ocurrido, la Guardia Civil montó un dispositivo de búsqueda por las carreteras de la Sierra de Cádiz para tratar de localizar a los autores del atraco de Benaocaz, en el que también tomaron parte agentes de la Policía Local del municipio de Ubrique.

Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil se han hecho cargo de las investigaciones para tratar de identificar y atrapar a los asaltantes. En principio, la hipótesis más plausible que los efectivos de la Benemérita manejan es que el arma empleada para cometer el atraco era simulada. El robo fue limpio y ágil: duró escasos minutos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios