Ayamonte se alía con una localidad salmantina en contra del peaje portugués

  • Tras el primer mes de vigencia de la tasa, Fenadismer propicia la "unidad de acción" entre los dos pueblos transfronterizos

Justo un mes después de la entrada en vigor del peaje que grava el uso de la A-22 de Portugal (Vía do Infante), y otras autovías del centro y sur de este país, la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) va a ampliar sus actuaciones contra los peajes implantados por el Gobierno luso con la participación de su secretario General, Juan Antonio Millán, en el encuentro organizado por el Ayuntamiento de la localidad transfronteriza de Fuentes de Oñoro (Salamanca). En la cita se congregarán colectivos afectados para aunar esfuerzos afrontar este problema y ofrecer soluciones.

Así lo precisó el propio Millán, quien asistirá al encuentro también como miembro de la Unión Européenne des Transporteurs Routiers (UETR), y acompañado por las asociaciones provinciales de transportistas de Zamora y Valladolid, al igual que la Asociación de Transportistas Onubenses (ATO). Según especificó Millán, se da así "un nuevo impulso a la unidad de acción iniciada, que en este caso concreto debe culminar en una estrecha coordinación entre las localidades de Ayamonte, en Huelva y Fuentes de Oñoro, en Salamanca, para ganar más fuerza".

Fenadismer interpuso el pasado mes de diciembre una denuncia ante la Unión Europea contra el Estado portugués por "posible vulneración de los reglamentos europeos sobre tarificación de infraestructuras". Y es que según Fenadismer, el peaje en la A-22 contempla un sistema de exenciones y bonificaciones "exclusivamente a las personas físicas y jurídicas que tengan su residencia o domicilio social en el área de influencia de las autovías", eximiéndoles de pago 10 viajes al mes y aplicándoles un descuento del 15% para los restante viajes, lo que supone, según Millán, "una clara discriminación" de los conductores españoles, tanto particulares como profesionales, "al no poder beneficiarse de dichas bonificaciones".

En concreto, los vehículos españoles ligeros y pesados que según Fenadismer se están viendo afectados por el peaje son más de 12.900, que son los que cruzan a diario la frontera por Ayamonte.

Según los datos aportados por Fenadismer, el flujo de viajeros anual entre España y Portugal es de aproximadamente 55 millones de viajeros, de los que un 95% se desplazan por carretera. Y el intercambio de mercancías anual entre ambos países es de unos 25 millones de toneladas, de las que un 80% son transportadas por carretera.

La estrategia de Fenadismer también pasa por poner de relieve ante el Gobierno de España que con los peajes de las autovías de Portugal este país está incumpliendo el Tratado de Valencia de 2002, que fue firmado por los ministerios de Asuntos Exteriores de España y Portugal con el objetivo de crear un marco de colaboración para la cooperación transfronteriza.

Y es que para Juan Antonio Millán "con estos peajes se está incumpliendo ese tratado. Portugal discrimina a los transportistas españoles y europeos al aplicar beneficios a los locales". Es por ello por lo que insiste en que Europa "prohíbe ese tipo de prácticas" y se ha preguntado "por qué ha de ser diferente un transportista portugués, de un español, alemán o francés que circule por las autovías lusas".

Fenadismer y ATO también han apuntado que el peaje implantado en la Autovía del Algarve, "afecta a la eurorregión Andalucía-Algarve-Alentejo", impulsada en 2010 para el desarrollo del Tratado de Valencia y cuyo principal objetivo es el fomento de la cooperación, la integración económica y social de las dos zonas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios