Congreso nacional del PP

Aznar: "Ha llegado el tiempo de Javier Arenas"

  • El ex presidente del Gobierno apela a la regeneración del Estado y al patriotismo para dejar atrás cuanto antes la etapa del "peor Gobierno de la democracia".

Comentarios 64

El ex presidente del Gobierno y presidente de honor del PP, José María Aznar, ha asegurado que después de que hace unos meses vaticinara que había llegado el tiempo de que Mariano Rajoy gobernara España", hoy puede afirmar que "ha llegado el tiempo" de Javier Arenas en el Gobierno de Andalucía.

En su discurso en la segunda jornada del XVII Congreso de PP que se celebra este fin de semana en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla durante el fin de semana, Aznar ha afirmado que los militantes del PP hacen al partido "cada vez más grande", y que es el PP "muy pronto va a gobernar también en Andalucía".

Se ha referido a su "querido Javier (Arenas)" -con el que se fundió en un abrazo tras su intervención-, al que le ha dicho que el presidente fundador, Manuel Fraga, le habría gustado "mucho" verle ganar las elecciones andaluzas el próximo 25 de marzo, de la misma forma que "tuvo la inmensa satisfacción" de ver la victoria electoral y la investidura de Rajoy como presidente del Gobierno.

"Hace unos meses, también aquí en Andalucía, en Málaga, dije que había llegado el tiempo de Mariano Rajoy. Ahora en Sevilla, digo que ha llegado el tiempo de Javier Arenas", ha subrayado el expresidente del Gobierno, quien ha añadido que esta es su "confianza y deseo". Para José María Aznar la futura victoria de Javier Arenas en Andalucía es "una confianza que está cargada de razones".

El ex presidente ha llamado al PP a "regenerar el Estado" y a hacer "patriotismo" para dejar atrás cuanto antes la etapa del "peor Gobierno de la democracia". Para el presidente de FAES, "un mensaje claro" se desprende de este cónclave: "Vamos a hacer lo que España necesita, y esto se llama hacer patriotismo, es lo que toca en este momento". No hay mejor legitimación para una tarea así que la voluntad expresada en las urnas por los ciudadanos, pues ha quedado nítido que los españoles apoyan el proyecto del Gobierno de Mariano Rajoy, al que Aznar ha lanzado todo su apoyo.

El ex presidente no ha eludido reproches al Partido Socialista, y así, ha comentado primero que los mismos que decían que el PP no tenía programa, ahora se muestran escandalizados por el programa que sí ostentaba el partido de Rajoy. Aunque ha evitado prodigarse sobre la herencia recibida, sí ha destacado que ésta resulta ahora mismo "un inmenso pasivo que pesa como una losa sobre el país y el Gobierno, sobre la sociedad español y sobre los españoles", así como en la imagen que el país exporta.

Y ha lanzado un aviso a quienes quieren "reescribir la historia reciente", según la cual "la incompetencia no es una virtud, mentir sobre la crisis no es patriotismo" o "la negociación política con los terroristas no es un acierto estratégico para la paz". Porque, como ha subrayado, impera ahora la necesidad de dar mensajes de esperanza, y a su vez, de explicar bien cómo está la situación para que "los actos sean comprendidos y las dificultades estén bien presentes". Por fortuna, ha sentenciado, "la verdadera historia ha quedado escrita" y "ha quedado atrás el peor Gobierno de la democracia".

En contraposición, según Aznar, hay una cualidad de este Ejecutivo que conviene remarcar, y que es que "se toma en serio a sí mismo porque se toma en serio a los españoles", y varios elementos que juegan a su favor, como el amplio respaldo electoral y la voluntad del equipo de Rajoy de "reescribir una nueva página de la historia". Una página que, en su opinión, será "brillante".

Otros factores para la esperanza proceden de fuera del Gobierno, como la personalidad de los españoles, su resistencia, toda vez que ésta es la clave por la que aguantará tanto tiempo con el desempleo en el 20 por ciento, con el tejido productivo deteriorado o con el entramado institucional tan dañado. "Pero los españoles lo han hecho, España lo ha hecho", ha sentenciado Aznar antes de señalar que, de hecho, ya está demostrada "una resistencia única frente a ese largo invierno de economía, civismo e instituciones que habría helado el alma nacional de muchas naciones". Ha concluido: "Saldremos de la pesadilla y lograremos el futuro que queremos".

Para Aznar, lo esencial es que el pasado 20 de noviembre, día de comicios generales, "nunca estuvo tan claro lo que se votaba en España, en todas partes y en todo momento", lo que comporta, además, "una gran exigencia". El expresidente del Gobierno ha terminado con un recuerdo a la figura de Manuel Fraga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios