Bases en Red insiste en protagonizar la tercera vía con la defensa de "un militante, un voto"

  • Antonio Quero espera obtener los avales para plantar cara a Chacón y Rubalcaba en el congreso

Son dos los precandidatos conocidos y mediáticos que se presentan a la Secretaría General del PSOE: Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón. Pero hay un tercer aspirante, se trata del funcionario europeo Antonio Quero, militante de 1999 de la agrupación socialista de Bruselas. Malagueño, trabaja en la dirección general de Presupuestos y formó parte del gabinete de Joaquín Almunia. Ahora representa a Bases en Red, un grupo interno del PSOE surgido al calor de internet que pretende la modificación de los estatutos, usos y costumbres del partido, entre otras cuestiones, para que la elección por sufragio universal directa sea la norma. Quero cierra su campaña mañana en Córdoba.

Quero considera que es un éxito que el debate previo al congreso se haya articulado en torno a las propuestas de las Bases en Red y que el cónclave vaya a girar también sobre estas cuestiones. "Nuestra candidatura tiene credibilidad porque está realizada de abajo arriba. Somos los únicos que defendemos el principio de un militante un voto y apostamos por la limitación de mandatos". Quero asegura que la vía de más democracia interna es lo que hará "reengancharse" al PSOE a la cantidad de ciudadanos que han dejado de votar por este partido. "Queremos que el PSOE tenga otras reglas", pide Quero, para quien el trabajo en las redes sociales ha permitido "un activismo alejado de esquemas clásicos".

Quero asegura que cuando el movimiento Bases en Red se puso en marcha "nadie imaginaba" los resultados. Su candidatura asegura que dispone ya de la mitad de los avales necesarios para que se considere como un candidato oficial a la Secretaría General. Es necesario, para ello, franquear la barrera del 20% de los delegados al congreso, cerca de un millar. "La militancia somos también sociedad y la sociedad ha demostrado que existe una demanda de una mejor calidad democrática", asegura. Para Quero, la elección directa del candidato descargaría los problemas internos del partido convirtiendo los congresos previos "en batallas de ideas frente a las luchas de poder". "Lo que no puede ocurrir es que en plena crisis la socialdemocracia europea pierda por incomparecencia", afirma.

El candidato afirma que Bases en Red no es un movimiento efímero sino un grupo que trabaja con vocación de permanencia. En Córdoba, este grupo optó por formar parte de la candidatura crítica que encabezó Joaquín Dobladez logrando dos delegados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios