Bretón se causa varios cortes con una cuchilla de afeitar en su celda

  • El padre de los niños desaparecidos recibe cinco puntos de sutura en el hombro e Instituciones Penitenciarias niega que se trate de un intento de quitarse la vida.

Comentarios 4

José Bretón, el padre de los niños desaparecidos el pasado 8 de octubre en Córdoba, fue atendido ayer por la mañana en la enfermería del Centro Penitenciario después de autolesionarse con una cuchilla de afeitar en el antebrazo y el hombro en su celda. El subdelegado del Gobierno, Juan José Primo Jurado, detalló que el interno recibió cinco puntos de sutura en el hombro, mientras que en uno de los antebrazos presentaba erosiones superficiales, por lo que el parte médico habla de un "pronóstico leve". Bretón no requirió hospitalización ni traslado a un centro fuera de la prisión, si bien fuentes de Instituciones Penitenciarias detallaron que el recluso permanecía por la tarde en la enfermería en observación.

Desde que fue enviado a prisión preventiva por el Juzgado de Instrucción número 4 como presunto autor de un presunto delito de desaparición forzosa y simulación de delito el 21 de octubre, Bretón se encuentra sometido a un protocolo especial antisuicidio que, entre otras medidas, lo obliga a permanecer en compañía de otros internos las 24 horas del día. Fue precisamente su preso de confianza quien a las 07:15 de ayer dio la voz de alerta a los funcionarios tras detectar las heridas que Bretón presentaba.

Instituciones Penitenciarias apuntó que ha abierto una investigación para aclarar cómo Bretón tuvo acceso a la cuchilla de afeitar, un utensilio que tiene prohibido y que sólo puede utilizar en determinados momentos bajo la estricta observación de otro interno y de un funcionario, tal y como prescribe el protocolo especial contra suicidios.

Primo Jurado avanzó que Bretón podría haber sustraído la cuchilla en un cambio de reclusos y descartó que la intención del padre de los menores hubiera sido suicidarse debido a la levedad de las lesiones. Se da la circunstancia de que Instituciones Penitenciarias había suavizado el protocolo contra Bretón, a quien ya permitía realizar algunas tareas. El subdelegado avanzó que después del incidente "habrá que valorar la situación". El abogado defensor, José María Sánchez de Puerta, aseguró que Bretón está "totalmente hundido", si bien dijo que el incidente "no tiene importancia ninguna". La portavoz de la familia materna, Esther Chaves, vio una "llamada de atención" en el suceso.

Bretón recibió el domingo por la mañana una visita de sus familiares, que no quisieron realizar ningún comentario. Este fin de semana, por otra parte, se produjo un incidente entre varios primos de la madre de los niños, Ruth Ortiz, y el hermano de Bretón, después de que los familiares realizaran una pegada de carteles con fotografías de los menores desaparecidos junto al domicilio del familiar de Bretón, en Sevilla.

"Es muy doloroso enterarnos de que el tío paterno de los niños, al ver que se estaban pegando carteles en Tomares, llamara a la Policía para que los quitaran. ¿Qué más nos va a hacer esta familia?", escribió la portavoz de la familia Ortiz, Esther Chaves, en su perfil de la red social Facebook. Los primos de Ruth Ortiz instaron a los familiares directos de Bretón a que "le saquen algo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios