El CGPJ vuelve a dejar en el aire su decisión sobre la comisión de Alaya

  • La Comisión Permanente no incluye en su reunión del reparto del trabajo y la petición del TSJA de que se tenga en cuenta la "falta de voluntad" de la juez de colaborar con Núñez Bolaños.

Comentarios 7

Ya es el culebrón informativo del verano. En verdad lo es de todo el año. Ha alcanzado su punto más caliente en el informe con el que la juez Mercedes Alaya se despacha a gusto, y con toda dureza, contra su sustituta, María Núñez Bolaños. Alaya lleva ya un mes en la Audiencia de Sevilla y el máximo órgano de Gobierno de los jueces sigue sin pronunciarse sobre el reparto definitivo de las macrocausas que se investigan en el juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla.

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) se reúne hoy, pero ha vuelto a dejar fuera del orden del día la aprobación del acuerdo de la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que atribuyó únicamente a Alaya la instrucción de los ERE y el delito societario de Mercasevilla, dejando en manos de la nueva titular las otras dos macrocausas: las irregularidades en los cursos de Formación y la causa de los avales y préstamos de la agencia Idea. El pasado sábado Alaya cumplió su primer mes como magistrada de la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla, la Sala conocida como el Kremlin.

La incorporación de Alaya a la Audiencia parecía algo efímero, unos días como mucho, pero los distintos avatares que se han producido en torno a la concesión de su comisión de servicio y, sobre todo, al reparto de las macrocausas en su particular disputa con la juez Núñez Bolaños está haciendo que ese tiempo se prolongue más de lo esperado.

Desde que el pasado 7 de julio el TSJA aprobó la distribución del trabajo en el juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, el CGPJ ha tenido hasta cuatro oportunidades de pronunciarse sobre la cuestión -en las reuniones de los días 9, 16, 21 y la de hoy-. Puede que en la reunión del día 9 no diera lugar a introducir en el orden del día la cuestión, ya que deben realizarse algunos trámites como un informe preceptivo al servicio de Inspección.

Lo que no tiene lógica es que el asunto no se abordara en las reuniones siguientes de la Comisión Permanente. Ahora, y salvo que decida incluirlo en la reunión del próximo 8 de agosto -donde únicamente se suelen tratar temas urgentes-, la que parece más que espinosa cuestión quedará para después del verano, en septiembre.

Lo que subyace tras la demora en aprobar el reparto es la pugna por el control de las macrocausas, una batalla que se libra en el propio seno del máximo órgano de gobierno de los jueces, donde algunos están a favor de ampliar la responsabilidad de Alaya a la investigación de los cursos de formación y otros quieren mantener el reparto tal y como ha sido aprobado por el Alto tribunal andaluz.

Si la Comisión tuviera previsto ratificar, sin más, el acuerdo del TSJA, ya habría tomado la decisión y el asunto se habría tratado en alguna de las últimas reuniones. Pero la situación se ha complicado aún más debido al alegato de Alaya en el que carga con vehemencia contra Núñez Bolaños y tras el informe remitido por el TSJA al Consejo en el que insinúa que en estas condiciones Alaya no puede "colaborar" con Bolaños como comisionada.

En su duro informe al CGPJ, Alaya le atribuye a Núñez Bolaños "escasos conocimientos" en materia penal y critica su amistad con el consejero de Justicia e Interior, Emilio de Llera. "Me inquieta que la señora Núñez Bolaños mantiene una estrecha amistad con el consejero de Justicia Emilio de Llera, notorio detractor del trabajo de esta instructora", dice Alaya sobre su compañera.

A raíz de este informe, la Sala de Gobierno del TSJA ha elaborado un dictamen -también elevado al CGPJ-, en el que considera que Alaya no está en condiciones de "colaborar" con la nueva titular del juzgado y ha pedido a la Comisión Permanente del CGPJ que tenga en cuenta estos extremos a la hora de adoptar una decisión sobre la organización y distribución del trabajo que aún está pendiente de aprobación.

Aunque la Sala de Gobierno no pide abiertamente que se revoque la comisión de servicio a Alaya, así parece apuntarlo en el rotundo informe remitido al máximo órgano de gobierno de los jueces tras analizar sus alegaciones sobre la juez Núñez Bolaños. Además, considera que están "totalmente fuera de lugar las alegaciones efectuadas" por Alaya en el apartado 5 del escrito remitido al CGPJ, que "denotan una evidente falta de voluntad de cumplir el objetivo de colaboración con la titular, aspecto que debiera ser convenientemente valorado", asevera el informe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios