visita El 'premier' británico y su mujer, de escapada

Los Cameron hacen turismo 'low cost'

  • El primer ministro británico y su esposa Samantha pasan unos días en Granada

Comentarios 1

Un hombre con zapatillas deportivas, vaqueros y polo saca dinero de un cajero en Granada. ¿Y qué? ¿Es eso noticia? Pues sí: su nombre es David Cameron, primer ministro británico, que precisa cash, como cualquier otro turista que ha llegado a Granada desde el extranjero. Lo ha hecho en compañía de su esposa, Samantha. El matrimonio ha dejado a sus tres hijos en Londres. Es, lo que se dice, un retiro de la pareja, que ha dedicado su visita -finaliza hoy- a descansar y disfrutar de Granada y sus alrededores. El viaje, además, tiene un motivo: es el regalo de cumpleaños de Cameron a su mujer, que el próximo día 18 llega a los cuarenta.

Los Cameron aterrizaron el pasado miércoles en el aeropuerto de Málaga. La torre de control no dio permiso a ningún jet privado ni a ningún avión oficial. Todo lo contrario. Los Cameron descendieron de una línea regular de bajo coste. Si se quiere, podemos imaginar a Mr. Cameron días antes, buscando a golpe de ratón en su ordenador personal una buena oferta: vuelo y estancia. Austeridad british para un viaje romántico en Andalucía, una elección que cobra relevancia al coincidir con el revuelo organizado tras la negativa de la mayoría de los eurodiputados españoles a viajar en clase turista como medida de ahorro.

El hotel en el que se ha hospedado la pareja, en la zona del Realejo, es de tres estrellas. Es cierto que esta categoría se debe más a las características externas del establecimiento -no tiene aparcamiento y es de difícil acceso- que al confort de sus instalaciones interiores. Se trata de un pequeño hotel de siete habitaciones distribuidas en tres plantas y una torre, en torno a un carmen, con vistas panorámicas a Sierra Nevada y la Vega de Granada. Pero los Cameron han estado sobre todo interesados en patearse la zona, en degustar la gastronomía típica -probaron un plato propio de la Alpujarra- y en no perderse ni un detalle de los lugares que han visitado a lo largo de estos días.

Por ejemplo, el de ayer, que les fue especialmente fructífero. Los Cameron hicieron una excursión a la localidad de Güejar Sierra, un pueblo de menos de 3.000 habitantes de la vertiente noroeste del Parque Natural de Sierra Nevada, y de la misma forma que días atrás, como dos turistas más. De hecho, la pareja ha conseguido lo que se proponía en esta escapada al sur de Europa, pasar desapercibidos con la excepción de algunos viajeros de su misma nacionalidad, que sí los reconocieron. El matrimonio visitó el pueblo, entraron en un hotel a tomar café, compraron en una farmacia e incluso se dieron un garbeo al más puro estilo senderista por la llamada Vereda de la Estrella.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios