Canal Sur organizará un debate a tres y cambia el cara a cara por uno ampliado

  • La televisión pública andaluza convoca a Susana Díaz, Juan Manuel Moreno y Antonio Maíllo, además de otro en el que se añaden Podemos, Ciudadanos, UPyD y los andalucistas

La campaña electoral contará con un debate a tres entre los candidatos a la Presidencia de la Junta con representación parlamentaria, pero no habrá un cara a cara que enfrente en solitario a la socialista Susana Díaz y al popular Juan Manuel Moreno Bonilla. Canal Sur ha cambiado el debate entre los dos principales candidatos, los del PP y PSOE, que sí convocó en 2008 y 2012 por otro ampliado, abierto además a los partidos con opciones de entrar en el Parlamento, a Podemos, Ciudadanos, UPyD y los andalucistas. El PP andaluz criticó ayer con dureza a Canal Sur por no organizar este cara a cara, aunque su anterior líder, Javier Arenas, rehusó a ir a todos los debates electorales de la televisión andaluza en 2012. De hecho, en Andalucía sólo se han televisado dos cara a cara, en 1994 y en 2008, los dos protagonizados por Javier Arenas y Manuel Chaves. En las otras ocasiones, se amplió a IU y al PA, los otros dos partidos con representación parlamentaria. No obstante, cadenas de televisión privadas también están intentando organizar un debate entre Susana Díaz y Juan Manuel Moreno, de ahí que no haya que descartar otro encuentro.

Canal Sur aprobó ayer su plan de cobertura informativa, que ahora debe pasar por el consejo de administración que se reunirá el día 25 de febrero. A partir de ese momento, se les ofrecerá este formato a los partidos y serán sus direcciones las que negocien las formas. Aunque el responsable de la campaña del PP, Antonio Sanz, respondió con fuertes críticas a este plan -dijo que Canal Sur es "la habitación del pánico de Susana Díaz"-, los populares están casi obligados a acudir después de lo sucedido con Arenas en 2012. Ante unas elecciones que el PP daba por ganadas y con opciones reales de hacerlo por mayoría absoluta, Javier Arenas no quiso ir a debatir con el candidato socialista José Antonio Griñán. Aunque se trataba de una estrategia electoral para no correr riesgos, el candidato del PP adujo falta de neutralidad de Canal Sur y prohibió a todos los representantes populares que fueran a entrevistas en la televisión. Se considera que ello contribuyó a que el PP no consiguiese la mayoría absoluta, el debate se celebró, pero sólo entre Griñán y Diego Valderas (IU). La ausencia demostró que una de las causas de la derrota relativa de Arenas fue el exceso de confianza.

Desde IU, su candidato, Antonio Maíllo, aseguró que está dispuesto a ir a cuantos debates hagan falta, de ahí que se dé por casi seguro que habrá debate a tres en Canal Sur. La televisión va a organizar un segundo programa con candidatos de otros partidos con opciones, entre los que ha incluido a Ciudadanos, Podemos, UPyD y el Partido Andalucista. No especifica que a este segundo debate vayan a ir los candidatos a la Presidencia del Gobierno.

Antonio Sanz, que hoy puede ser nombrado delegado del Gobierno en Andalucía, aseguró que Susana Díaz teme al cara a cara en Canal Sur y que la cadena no está legitimada, por esto, para realizar una campaña plural.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios