Castigo 'galáctico' y pase a los de siempre

  • 'Los pre-paraos' no van a la final y quedan novenos tras '¡¡¡Cuidado que voy!!!', la otra chirigota sevillana · No hubo cajonazo al coro de Pardo ni al de los Niños

Comentarios 19

Se cumplieron casi todos los pronósticos que circulaban sobre las 11 agrupaciones que esta noche y madrugada disputarán la final del Carnaval de Cádiz. Entre las mayores sorpresas ha estado el noveno puesto en que ha sido clasificada la chirigota galáctica sevillana Los pre-paraos, detrás de la otra chirigota de Sevilla, ¡¡¡Cuidado que voy!!!, que ha sido octava. Con su buena actuación en la semifinal del lunes, parecía que podrían tener opciones de entrar en la final, aunque después las tres que se han clasificado se mostraron a un nivel superior. Sin embargo, el noveno puesto huele a un cierto castigo, ya que la mayoría de los pronósticos la situaban en el quinto o sexto puesto.

La igualdad existente en todas las modalidades hacía muy difícil la decisión del jurado. No se puede hablar de cajonazos, aunque sí de alguas decisiones discutibles. Por ejemplo, el quinto puesto del coro mixto La academia, que entraba en muchas quinielas para disputar la final de hoy.

COROS

El jurado optó por la fórmula ortodoxa: pasar a la final a los tres de casi siempre. Se clasificaron Los tangueros, El batallón de la libertad y Las reinas del Pópulo. Los coros de Faly Pastrana, Julio Pardo y Nandi Migueles vuelven a verse las caras en una final. No es una sorpresa, porque suele ser lo habitual. Se daba por seguro que estaría Los tangueros, de Pastrana, el coro que más ha gustado, pero había serias dudas sobre los otros dos finalistas. Se llegó a rumorear, desde los cuartos de final, que el coro de Julio Pardo podría sufrir un cajonazo, que finalmente no llegó.

Para muchos aficionados, el cajonazo finalmente se lo han dado a La academia, el coro mixto de Luis Rivero, con un grupo que debutaba este año en el concurso y le daba aires de frescura, con la aportación de las voces femeninas bien engarzadas. Pero debía ser excesivo que debutaran y entraran en la final. En todo caso, el quinto puesto de este coro huele, y no a romero. También tuvo sus opciones El cofre del tesoro, coro del resurgido Lama, que ha obtenido el cuarto puesto. En esta modalidad, la polémica tras la final está casi garantizada, después de las críticas que hubo por la composición del jurado.

COMPARSAS

Se puede decir que el veredicto del jurado en esta modalidad ha sido justo, al menos si nos atenemos a las preferencias del público. Pero también se debe añadir que hay ocho comparsas con nivel de final y que, en consecuencia, en la decisión pesan mucho los gustos personales.

En la final estarán Los santos, de Jesús Bienvenido; Los caballeros de la piera reonda, de Antonio Martín, y Medio siglo, la comparsa de la peña Los Majaras, de El Puerto, que este año estrenaba a Antonio Rivas como autor. Las tres han tenido buenas actuaciones y son finalistas merecidas. Responden a tres estilos diferentes. En este cincuentenario de la comparsa, estarán en la final una figura de calado histórico como es Antonio Martín, otra comparsa fundamental como es la de El Puerto, y la preferida de los más jóvenes. Políticamente correcto.

Fuera se ha quedado Las noches de bohemia, la comparsa de Juan Carlos Aragón, a la que los rumores situaban entre que si entraba o no, como finalmente ocurrió. En quinto lugar quedó El G-15 de Los Carapapa, a la que quizá ha perjudicado algo su tipo, que atrae a unos y repele a otros. La caja de Pandora, de Joaquín Quiñones, ha sido sexta, aunque también tiene nivel de finalista. Y ha sorprendido el séptimo puesto de Volver a empezar, de Tino Tovar, a la que se suponía más arriba. Pero el nivel era alto, como lo demuestra también el octavo puesto de Boludos, de Luis Rivero, pese a sus excelentes voces.

CHIRIGOTAS

Las tres finalistas son las que se esperaban. Los que van por derecho, de Vera Luque, y El escuadrón de los jartibles, los simpáticos mosquitos de El Sheriff han gustado mucho y compensan el esfuerzo de sus autores, que otros años se quedaron fuera de la final y esta vez se esmeraron con los tipos y los repertorios. Los que no se enteran, de El Selu, también entra en la final por méritos propios, no sólo porque su autor sea el pregonero de este año y le birlaran el primer premio el año pasado.

Otras chirigotas también tenían nivel de final, empezando por la cuarta clasificada, Los parapapá, de Kike Remolino y Lolo Álvarez Seda, que consiguieron el primer premio en los dos últimos años. Este detalle les perjudicaba en caso de igualdad, porque a veces se compensa de un año a otro. A continuación quedaron Los emires, de El Yuyu y Sánchez Reyes; Los falsos, de El Love, y Los que siempre te dan la espalda, de El Canijo. A priori, parecía que Los pre-paraos, la chirigota de César Cadaval, Monchi, José Manuel Soto y demás artistas quedaría quinta, pero los han situado incluso por detrás de la otra chirigota sevillana, ¡¡¡Cuidado que voy!!!, de José Antonio Alvarado, que debe darse por muy satisfecha con su honroso octavo puesto.

CUARTETOS

No hubo ninguna sorpresa. Los vaqueros de Springfiel, de Morera, y Los cuartetos también lloran, de Gago, entran en la final. Una vez más competiran entre ellos por el primer premio. Los algecireños de La alegría de la güerta se quedan en puertas, porque les faltó redondear. A l cuarteto¿Qué hacemos con el pavo? le falta un punto de madurez, como a su tipo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios