Cepsa muestra su "perplejidad" por el incendio de la refinería

  • Precisa que la factoría es la única de España con un 9,10 sobre 10 en el Sistema Internacional de Seguridad y recuerda que "sus medidas son exageradas"

El director de Comunicación y Relaciones Institucionales de Cepsa, Luis Calderón, destacó ayer en Huelva las medidas de seguridad de la refinería La Rábida, en Huelva, y mostró su "perplejidad" por el accidente registrado hace dos días, en el que perdieron la vida dos trabajadores y otros dos resultaron heridos. En declaraciones a los periodistas en las instalaciones de la refinería de Palos de la Frontera, Calderón, quien reiteró las condolencias y el pesar de la compañía española por el sucedido de trágicas consecuencias, precisó que la factoría es la única de España que ha obtenido un 9,10 sobre 10 en el Sistema Internacional de Evaluación de Seguridad (SEIS).

El responsable de Comunicación y Relaciones Institucionales de la empresa subrayó que sus medidas de seguridad "no son rigurosas ni estrictas, sino incluso exageradas, no se escamotean recursos y esfuerzos, la seguridad es el tema central de Cepsa". Por este motivo, Calderón enfatizó: "Nuestra perplejidad es que haya pasado, de ahí que estemos muy interesados en conocer lo que ha pasado" para depurar responsabilidades si las hubiere o adoptar medidas necesarias para que no vuelva a repetirse una tragedia del mismo calibre.

Según el director de Comunicación de la compañía, hay varias hipótesis, pero ninguna está probada, por lo que Cepsa no va a especular" e insistió en la necesidad de esperar a que concluya la investigación que está desarrollando la comisión interna conformada por la propia empresa y los sindicatos. En el mismo instante en el que la petrolera Cepsa tenga conocimiento de las causas del fatídico accidente, apuntó, "éstas se darán a conocer a la autoridad judicial y a las administraciones competentes".

Con respecto al día del incendio, explicó que la producción de la refinería funcionó con normalidad, porque desde el control "se cerraron las válvulas para limitar el espacio del incendio, por lo que no hubo peligro para el resto de la Refinería ni para los trabajadores".

Miembros del personal propio de la empresa Cepsa así como miembros del personal subcontratado y altos cargos de la industria se concentraron ayer, a las 12:00, en un "íntimo acto" como muestra de solidaridad por las víctimas del incendio originado en la Refinería Cepsa La Rábida el pasado miércoles, que se saldó con dos fallecidos y dos heridos. El acto tuvo lugar en los vestuarios generales de la refinería para guardar así la intimidad del momento, con cinco minutos de silencio por las víctimas y el paro de la actividad productiva de la fábrica.

Los dos heridos que continúan ingresados en la Unidad de Quemados del hospital sevillano Virgen del Rocío, "evolucionan favorablemente", según fuentes del centro hospitalario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios