Chacón y el error

Comentarios 1

El jueves pasado este diario publicó un reportaje titulado El duelo convulsiona al PSOE andaluz, en el que quien esto suscribe afirmaba que Carme Chacón defendió hasta las elecciones generales de 2008 un "nuevo pacto fiscal" para Cataluña. La candidata a la Secretaría General del PSOE contestó al día siguiente que se le había atribuido por "error" esta petición. Chacón explicaba que siempre se ha opuesto a un sistema fiscal como el que propone CiU, que es como el cupo vasco: el Gobierno autónomo recauda y gestiona todos los impuestos y paga un porcentaje al Estado.  No hay duda de ello, ella no es CiU. En el artículo sólo se  citaba que abogaba por otro pacto fiscal, aunque el error lo debieron cometer otros colegas periodistas durante la campaña de 2008. En La Vanguardia, el 24 de enero de ese año, precampaña electoral, se afirma: "En el coloquio posterior [a una conferencia suya en el Círculo de Economía], Chacón reiteró que el PSC quiere negociar de forma bilateral la reforma del modelo de financiación y que se avance, en la medida de lo posible, hacia un modelo que se asemeje al vasco". Y el 23 de febrero de 2008, en una entrevista en este mismo medio -el de mayor prestigio de Cataluña y uno de los mejores de España- Chacón contestaba lo  siguiente: "Nosotros proponemos un modelo de financiación que avance progresivamente hacia unos resultados parecidos al cupo". Y el periodista Ignacio Martínez escribió en este mismo diario un artículo el 6 de febrero de 2008 sobre elasunto. Vale, lo que Chacón quiere para Cataluña, lo quiere para todos, ¿pero qué haríamos en Andalucía con un cupo andaluz? Una cartilla de racionamiento. Chacón vuelve ahora a Andalucía, y quizás explique con detalle cuál es su propuesta.

Los partidarios de Chacón en Andalucía mantienen que la ex ministra es de las personas más templadas del Partido de los Socialistas Catalanes, y en el reciente congreso de esta formación ganó, en efecto, la facción menos nacionalista, en la que se integra la candidata. Pero todo ello no quita para que una persona que aspira a liderar el PSOE e, incluso, a la carrera a la Presidencia del Gobierno en el futuro, explique claramente qué opina del actual sistema de financiación autonómica, negociada durante esta legislatura, y del que Andalucía salió beneficiada. Y que corrija a quienes cometieron esos supuestos errores en la campaña de 2008.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios