Chamizo lamenta los "grandes retrasos" existentes en la aplicación de la Ley de Dependencia

  • El Defensor del Pueblo destaca que en este año ha tramitado un tercio de las quejas por internet, un sevicio pionero en España

Comentarios 2

El Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, lamentó hoy los "grandes retrasos" que sufre el Plan Individual de Atención (PIA) de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en situación de Dependencia.

Durante su intervención en la Comisión de Gobierno Interior en la cual presentó el Informe Anual de la institución correspondiente a 2007, Chamizo aplaudió los logros de la Ley de la Dependencia, sobre todo el capítulo de valoración, que, en su opinión, "va mucho mejor" si se compara con otras Comunidades Autónomas. Sin embargo, apuntó que el mayor obstáculo en el desarrollo de esta norma se encuentra en la aplicación del PIA, pendientes del cual hay, según afirmó, más de 20.000 personas.

Asimismo, y en lo concerniente a la valoración de las solicitudes de dependencia, el Defensor indicó que ha solicitado que se reduzcan los plazos administrativos en esta materia, de tal manera que se reduzcan de seis a cuatro los meses de dilación.

Relacionado con este punto, criticó que las ciudades andaluzas "no están a favor de las personas con discapacidad", ya que el urbanismo no tiene en cuenta las dificultades que plantea la discapacidad física y, además, recordó los obstáculos que encuentra este colectivo a la hora de acceder al mundo laboral.

Por otro lado, reconoció que los recursos destinados a los pacientes con trastornos mentales son "insuficientes", ya que el número de los mismos se incrementa "por día" y "no se da una respuesta adecuada a sus necesidades".

También expresó el Defensor su preocupación por la crisis económica actual, asegurando que su oficina está realizando un seguimiento a los colectivos más desfavorecidos o vulnerables, aunque matizó que, hoy en día, colectivo vulnerable "puede ser cualquiera", ya que cualquier ciudadano puede encontrarse en situación de indefensión por la pérdida de su empleo o la imposibilidad de hacer frente al pago de una hipoteca.

Por último, Chamizo mostró su inquietud por temas como los sistemas de detención de la Policía Local o Nacional, materia respecto a la cual dijo estar elaborando un informe que presentará en el próximo octubre; el funcionamiento de las casas de acogida a la población presa que sufra alguna enfermedad y esté desasistida por su familiares --extremo que espera que soluciones la Ley de la Dependencia--, o el desarrollo de los Juzgados de Paz, que, según afirmó, "tendrán una gran importancia en el futuro".

Durante su intervención, el popular Jorge Luis Ramos Aznar agradeció la "modestia" del Defensor del Pueblo al considerar que sólo se han tramitado 5.665 quejas durante el año 2007, las cuales, según apuntó, deben de sumarse a las más de 7.000 que se vienen tramitando desde años anteriores.

Ramos Aznar dijo sentirse "sorprendido" porque por la naturaleza de la quejas presentadas a la Oficina del Defensor durante el pasado año, ya que, puntualizó, "son las mismas que se exponen año tras año de forma reiterada", sobre todo, en lo relacionado con los servicios sociales o la "deficiencias" de la Administración.

Esta "frustración", según señaló, debería de "preocupar" al conjunto de las Administraciones del Estado Español, sobre todo a la autonómica, e, igualmente, tendría que "hacer reflexionar" a todos los partidos políticos en base a su filosofía política y modelo de Estado.

Por último, exigió, por un lado, que la situación económica que vive España en la actualidad, "llámese crisis o desaceleración", no revierta en en la merma de los derechos de los sectores más débiles de la población; y, por otro, una "especial atención" a la Ley de la Dependencia, la cual, en su opinión, está generando "muchas frustraciones en la sociedad que hay que reconducir".

Por su parte, el diputado del Grupo Parlamentario de IU-Los Verdes Convocatoria por Andalucía, Juan Manuel Sánchez Gordillo, criticó que en Andalucía los Derechos Humanos están "torcidos", ya que derechos como el del trabajo, la dignidad en el caso de los inmigrantes o el acceso a una vivienda digna "no se cumplen".

Así, indicó que un millón de andaluces no tienen la oportunidad de acceder a un puesto de trabajo, sobre todo en estos momentos de "crisis económica que está afectando a sectores como el de la construcción y alcanza al 50 por ciento del mundo rural".

En materia de vivienda, Sánchez Gordillo lamentó la "manipulación" de los bancos y las grandes empresas constructoras, que hacen que 360.000 familias viven en condiciones infrahumanas, mientras que, "paradójicamente", hay unas 633.000 viviendas vacías en Andalucía.

Por último, el parlamentario destacó la ausencia de respeto a los derechos de los inmigrantes, especialmente a raíz de la nueva Directiva Europea, los "escasos" subsidios laborales de los jornaleros o pensionistas, los problemas de los Ayuntamientos a la hora de atender las necesidades básicas de la población y la falta de atención a los presos enfermos de SIDA en las cárceles andaluzas.

El Defensor del Pueblo Andaluz precisó en la lectura del informe de la gestión realizada por su institución, que en 2007 se admitieron 3.101 quejas --el 54,7 por ciento de las 5.665 presentadas--, motivadas principalmente por problemas del personal del sector público y por conflictos relacionados con la educación, el medio ambiente y el sistema de salud.

Así, Chamizo explicó que estos datos confirman una tendencia moderada de crecimiento en torno al dos por ciento en las reclamaciones que se interponen, respecto de años anteriores. Del total de quejas, 1.964 (34,7 por ciento) fueron rechazadas, 263 (4,6 por ciento) remitidas a otros defensores, y 337 (5,9 por ciento) fueron tramitadas de oficio.

Las quejas del personal del sector público suponen la mayoría de las presentadas, alcanzando los 857 expedientes. Además, las materias sobre las que se han formulado mayor número de reclamaciones se han centrado en problemas de educación (652 quejas) medio ambiente (531) y salud (472 quejas).

Por otra parte, el trabajo que se acomete por la propia iniciativa del Defensor se ofrece, principalmente, en las quejas de oficio. Así, durante 2007 se han iniciado 337 quejas de oficio, volcadas sobre todo en materia de educación (62 quejas), trabajo (40 quejas por accidentes laborales mortales), en relación con menores (26 quejas incoadas ante situaciones de riesgo) y también en asuntos relativos a la vivienda y el urbanismo.

En las relacionadas con la educación, el mayor número de reclamaciones se debe a los procesos de escolarización y los problemas de convivencia. En materia de medio ambiente, las principales quejas se deben a los ruidos y a los vertidos. En esta línea, el Defensor está "trabajando especialmente en el Campo de Gibraltar y en el río Guadaíra", y con las entidades locales para paliar la falta de depuradoras.

De las protestas relacionadas con la movida o el fenómeno del botellón, el Defensor subrayó que con la nueva 'Ley antibotellón', "se detecta una leve mejora, pero el tema no está mínimamente resuelto". En este sentido, informó de que su Oficina está estudiando los botellódromos que preparan los ayuntamientos, ya que precisan de servicios de seguridad y de salud.

En Justicia, algunos problemas son el acceso a la justicia gratuita o los retrasos en el pago de las pensiones alimenticias. Ya en materia de salud, las quejas principales se deben a la atención especializada, a la atención a los problemas de salud mental, la libre elección de médicos o a los retrasos.

En materia de prisiones, se registraron más de 350 quejas, que aumentan con respecto a 2006 en número, "como crece también la población reclusa", precisó Chamizo, quien recordó que en Andalucía hay 15.000 presos, cuyas quejas se centran en la "mala situación sanitaria" de las prisiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios