Condenado a 5 años por intentar matar a su madre con una explosión de gas

  • El imputado, culpable de un homicidio anterior, le reprochaba el reparto de una herencia familiar.

Las acusaciones y la defensa han acordado este martes cinco años, siete meses y quince días de prisión para un hombre de 57 años acusado de intentar asesinar a su madre, a la que reprochaba el reparto de una herencia, haciendo explosionar el gas butano en su vivienda de Láchar (Granada).

A la conformidad de las partes se ha llegado después de que la Fiscalía, que pedía quince años de prisión para Juan José D.R., haya rebajado su solicitud inicial por un delito de asesinato en grado de tentativa con las circunstancias agravantes de reincidencia y parentesco.

Además, el acusado tendrá prohibido residir en el municipio granadino donde tuvieron lugar los hechos durante diez años, así como comunicarse o acercarse a su madre a menos de quinientos metros durante este mismo período.

Según ha explicado la fiscal, en el acuerdo, y por expresa voluntad de la progenitora, se ha retirado también la indemnización que se pedía en concepto de responsabilidad civil por las lesiones causadas.

Según el escrito de acusación del Ministerio Público, que no se ha modificado en el acuerdo, los hechos se remontan a finales de agosto de 2008, cuando el procesado había salido de prisión por un delito de homicidio y llevaba varios días en el domicilio de su madre.

El acusado hacía "víctima" a su progenitora de un "clima de tensión y hostilidad" y, sobre las 10:50 horas del 31 de ese mismo mes, tras reprocharle el reparto de la herencia de su padre, la intimidó y la advirtió de que la tenía que matar y que antes haría lo mismo con otros familiares.

Como la mujer le manifestó su propósito de denunciar este hecho, el acusado, provisto con una barra de hierro, intentó agredirla y la tiró al suelo, lo que le causó varias heridas en el dedo y en el hemitórax.

Al tiempo que esto sucedía, relata el escrito del fiscal, Juan José apercibía a su madre de que iba a volar la casa y, acto seguido, mientras la mujer pedía ayuda a teleasistencia, decidió llevar a cabo dicha acción.

Para ello, hizo acopio en el interior de la vivienda de diversos enseres y muebles y colocó junto a ellos una bombona de butano próxima a otra existente previamente en la estancia.

Cuando los agentes de la Guardia Civil llegaron al lugar de los hechos, pudieron oír cómo el acusado nuevamente intimidaba a su madre y observaron, alertados por un fuerte olor a gas, que había cortado la goma de la botella de gas butano y abierto la espita de la alcachofa de la misma.

El procesado iba provisto de un mechero y se disponía a volar el inmueble "con intención clara de destruir el mismo y asegurarse la muerte de su madre", según la fiscalía.

La Guardia Civil redujo al acusado para arrebatarle el mechero y evitar su acción, y posteriormente aireó la vivienda y cortó el gas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios