Condenan a 9 años de cárcel a cinco personas por un alijo de 108 kilos de cocaína y heroína

  • La droga estaba escondida en una finca en Las Cabezas de San Juan, donde además tenían una "prensa hidráulica de dos metros de alta".

Cinco personas han aceptado este martes condenas de entre 5 y 9 años de cárcel por un alijo de 108 kilos de cocaína y heroína que guardaban en Las Cabezas de San Juan (Sevilla), donde además poseían un coche con un zulo practicado en sus bajos y capacidad para transportar cien kilos.

Fuentes del caso explicaron que los acusados fueron sorprendidos el 14 de agosto de 2006 en una finca del poblado de Vetaherrado que en realidad era "un laboratorio para la molienda y prensado" de la droga, su depósito y posterior distribución, según los hechos reconocidos.

El juicio contra estos acusados comenzó este lunes en la Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla sin que los procesados reconociesen su participación, pero a la vista del desarrollo del juicio sus abogados han negociado hoy una conformidad con la Fiscalía, que inicialmente solicitaba condenas de hasta 15 años de cárcel.

En virtud del acuerdo alcanzado, los tres presuntos cabecillas, identificados como J.S.H., J.A.B.S. e I.B.S., han aceptado 9 años de cárcel uno de ellos y 5 años y medio y 7 años y medio los demás, considerados como cómplices en lugar de autores.

Otros dos acusados ha aceptado penas menores y el fiscal ha retirado sus cargos contra un sexto imputado, han explicado las fuentes.

Según el escrito de acusación del fiscal, además de la droga los procesados poseían "una prensa hidráulica de dos metros de alta, más de doce molinillos, dos batidoras, mascarillas, envoltorios, bolsas, precintos y útiles para adulterar la heroína".

El fiscal pedía, junto a las penas de cárcel, que se decomisen los coches BMW, Audi y de otras marcas de lujo que poseían los acusados, así como los pisos y fincas que habían comprado como "fruto de la actividad ilícita a la que se dedicaban".

En la operación se incautaron en total 200 kilos de droga mezclada con otras sustancias como paracetamol, cafeína o lidocaína, en un alijo cuyo valor en el mercado habría alcanzado 4.646.662 euros.

Según el fiscal, el presunto cabecilla de la red es D.S.H., que se encuentra fugado de la Justicia y que encabezaba un grupo dedicado al "tráfico ilegal de sustancias estupefacientes en grandes cantidades y su distribución a terceras personas", por lo que obtenían "importantes beneficios económicos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios