Convocan una marcha de protesta en la frontera hispano-lusa por el peaje

  • Los usuarios de A-22 entienden que la medida es contraproducente para las relaciones entre Andalucía y el Algarve.

Comentarios 4

La comisión de usuarios de la A-22, autopista de acceso a Portugal desde Huelva, ha convocado una marcha de protesta para el próximo sábado contra la intención del gobierno luso de imponer un peaje en dicha vía algo que entienden contraproducente para las relaciones entre Andalucía y el Algarve.

Según ha informado la organización, que está encabezada por un grupo de empresarios de pueblo fronterizo portugués Vila Real do Santo Antonio, la marcha se desarrollará bajo el lema "Algarve-Andalucía sin peajes" y a ella están llamados empresarios, turistas y ciudadanos a título personal, pues se trata de una medida que afecta a toda la ciudadanía.

La A-22, conocida como "Vía do Infante", construida en gran parte con dinero comunitario, es la puerta de entrada y salida que comunica Portugal y España por el sur.

Esta arteria nació de la necesidad de dinamizar económicamente esa zona del sur del Portugal y, fundamentalmente, para reducir el número de accidentes de la carretera secundaria EN 125, unas de las más peligrosas de toda la geografía lusa.

Pese a que en principio las previsiones eran que dicho peaje entraría en vigor el próximo 15 de abril, la medida ha quedado aplazada debido a la actual situación de interinidad del Gobierno luso, lo desaconseja ya que según un informe elaborado por el Centro Jurídico de la Presidencia del Consejo de Ministros de Portugal su implantación ahora sería "inconstitucional".

La intención del Gobierno portugués es cobrar la entrada o salida al país a través de esa autopista no por kilómetros recorridos sino mediante un dispositivo con cargo en cuenta, eso significa, que para circular por dicha vía se ha de alquilar primero una tarjeta, que vale 27 euros y posteriormente recargarla con 50 euros de donde se irán descontando los gastos de peaje y que tiene un plazo máximo para gastarse de 3 meses.

El colectivo empresarial de ambos lados de la frontera ve esta medida como un freno a los flujos comerciales y económicos y a las relaciones de cooperación abiertas desde hace años entre ambas regiones.

La marcha partirá el sábado a las 17:00 horas desde la rotonda del restaurante O Infante, en Castro Marim (Portugal) y a la misma ya ha confirmado su participación IU desde donde se han mostrado en contra de una medida que entienden "recaudatoria" porque "castiga nuevamente a la población, a la clase trabajadora y a las empresas que tienen su radio de acción en esta zona geográfica".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios