Cuarteto 'Drácula de gran estoque'

Segundo  premio

Drácula viene de la playa, a una horita a la que sólo va él "e Iniesta", Galicia para todos, sale uno de ellos, como futbolista. Parodia repetida, la de presentación, pero con cosillas actualizadas . Van Helsing y el Joaqui, que de Drácula le da miedo "hasta los helados", entran en escena para matar al vampiro. El diálogo entre los dos se sucede con muy buenos momentos.  Drácula se despierta de su sueño y les muerde. "Mi amo, ya están los dos como el capuchón de un boli Bic, mordidos". Tiran para terminar de sus gafitas de sol y dan paso a los cuplés a la manera corista. 

"Lo de ser inmortal es un bastinazo porque no veas el dinero que llevo ahorrado con lo del Ocaso" cantan en un primer cuplé donde ven el fin de familias y dinastías, "pero el fin de Arrayán no lo voy a ver en la vida".  Siguiente, muy bueno, para la visita del Papa en agosto "yo me hubiera alegrado si hubiera sido papa con choco". Él sintió su llamada "y se fue a Los Caños".

¿Cómo sorprendemos? Pues si Juan Carlos viene cantando en italiano, nosotros en rumano. El popurrí continúa con la crítica rumba transilvana (lo que mal empieza Rubalcaba). Enlazan cuartetas cortitas habladas con las cantadas,  como tu amante vampiro y mi niña vomita. Por supuesto, coronan con la cuarteta comparsista final en la que mueren por Cai con Drácula y Van Helsing casi metidos en el foso. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios