Denuncian ante la Fiscalía una estafa a 150 trabajadores con peonadas falsas en Francia

  • Las víctimas se quedaron esperando autobuses en sus localidades o fueron abandonadas en Almería, desde donde iban a ser trasladados a Francia. Cada trabajador tuvo que pagar 55 euros para traducir los contratos y sufragarse el desplazamiento.

Comentarios 1

El portavoz nacional del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Diego Cañamero, ha denunciado este miércoles en la Fiscalía de Sevilla una estafa que afecta a 150 trabajadores del campo a los que se prometió un contrato de cuatro meses en Francia y a los que se dejó abandonados en Almería, tras haberle cobrados distintas cantidades en concepto de traducción de los supuestos contratos.

El líder jornalero y la abogada del SAT, Irene Lara Cañamero, han explicado a los periodistas que en la denuncia que han presentado ante la Fiscalía han aportado datos de la estafa que afecta a 37 trabajadores, si bien la cifra de víctimas asciende a 150 personas y alcanza a todas las provincias andaluzas y a otras zonas del país como Canarias, Valencia o Murcia.

Las víctimas contactaron con la persona que ofrecía las peonadas, identificada como Martin Bertonne, a través de un anuncio de oferta de trabajo en la web tablondeanuncios.com o mediante otros trabajadores que previamente lo habían hecho  a través del "boca a boca" para una oferta de trabajo para la recogida de arándanos, frambuesas y tomates Cherry en Francia, garantizándole jornales durante cuatro meses.

El contacto con los estafadores se inició hace aproximadamente un mes, solicitándoles grupos o cuadrillas de 15 personas que tenían que buscar entre conocidos y familiares. Una vez puesto en contacto de nuevo con Bertonne, éste les enviaba por correo ordinario unos formularios en español para recabar los datos personales de los trabajadores que, posteriormente, debían traducirlos al francés y al inglés para remitírselos a la empresa que supuestamente les contrataba –denominada Fruit & Vegetables Vanco Belgium, con dirección en Meudon (Francia)-,  y les indicaban que un "trámite imprescindible" para la contratación era dicha traducción, de la que se encargaba la empresa Kamenova previo pago de 55 euros por cada trabajador.

Todos debían encontrarse el pasado 18 de julio en Almería para ser trasladados a Francia, pero los autobuses que debían recogerlos en sus poblaciones de origen no llegaron y los que habían acudido a Almería por sus propios medios descubrieron que no había nadie esperándoles y que todo era una estafa, dado que los teléfonos en los que habían contactado anteriormente con la empresa ya no funcionaban. Según la denuncia del SAT, los trabajadores quedaron "totalmente abandonados" en Almería, donde descubrieron que el fraude podría afectar a más de 150 personas, y teniendo que pagarse el billete de vuelta a casa.

La denuncia considera que los hechos pueden ser constitutivos de delitos contra los derechos de los trabajadores y de fraude, y pide a la Fiscalía que cite a los trabajadores estafados e investigue las cuentas bancarias donde se hicieron los pagos, además de rastrear los teléfonos de los estafadores.

El portavoz del SAT, Diego Cañamero, lamentó que estas personas hayan sido víctimas de una estrada y explicó que, lejos de la imagen de la “Andalucía de pandereta”, hay personas dispuestas a irse a trabajar a cualquier lugar, algo que se debe al "35% de paro que hay y al hecho de que para cobrar el subsidio son necesarias 35 jornales" y las que se ofrecían en este caso en Francia también eran válidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios