Desmantelado un casino ilegal en una nave de Málaga

  • Los dos responsables de organizar las partidas, de nacionalidad española, se enfrentan a una multa que puede oscilar entre los 30.000 y los 300.000 euros · En el momento de la actuación había 110 jugadores de póquer

Un casino ilegal donde se jugaba al póquer y en el que cada día se movían más de 3.500 euros fue desmantelado el pasado fin de semana. Funcionaba en una nave del polígono Alameda de la capital, tenía 12 mesas de juego y hasta una zona para el descanso de los jugadores.

La operación Casino I es una de las más importantes contra el juego ilegal en la provincia y fue posible después de tres meses de investigación de la policía autonómica. En el momento de la intervención, fueron sorprendidos en el local 110 jugadores además de los dos organizadores de las partidas, ambos de nacionalidad española.

El juego ilegal está prohibido en España, pero no está tipificado como delito. Por eso, los dos responsables del casino ilegal sólo se enfrentan a sanciones administrativas. No obstante, la Ley del Juego tipifica la infracción como muy grave y estipula unas multas que oscilan entre los 30.000 y los 300.000 euros.

El Servicio de Juego y Espectáculos Públicos de la Junta de Andalucía ya ha iniciado los correspondientes expedientes para aplicar la sanción a los dos organizadores de las partidas, así como al arrendatario de la nave. También se tramitarán multas contra los jugadores sorprendidos en el local, aunque en estos casos el tope de la penalización económica es de 600 euros.

Según la policía autonómica, los jugadores eran relativamente jóvenes ya que tenían entre 25 y 40 años. Cada uno debía pagar 35 euros para participar en la partida; cinco de inscripción y 30 por el campeonato. Del total recaudado, unos 2.000 euros se destinaban a premios y en torno a 1.500 se repartían entre los organizadores.

La modalidad de póquer utilizada por este casino ilegal era la de texas holdem que consistía en ir haciendo eliminatorias por mesas hasta que quedaban dos ganadores que eran los únicos premiados. El responsable del área de Juego de la Policía Autonómica, Fernando Fernández, explicó que la convocatoria para las partidas se hacía en muchos casos a través de redes sociales, como Facebook o Tuenti.

El establecimiento venía funcionando desde el pasado verano, aunque fue a partir de noviembre cuando se detectó su actividad y se inició la investigación. En la actuación del pasado viernes participaron una decena de policías. Se incautaron más de 4.000 euros en metálico, 12 mesas de póquer, 2.821 fichas, seis barajas de cartas y cuatro ordenadores personales.

La delegada del Gobierno andaluz en Málaga, María Gámez, destacó la labor de la policía autonómica en la persecución del juego clandestino, una actividad que supone una competencia desleal para los establecimientos legales, que implica evasión de impuestos y que no garantiza la seguridad de los premios ni que los útiles empleados en las partidas no estén trucados. Gámez resaltó la trascendencia de la operación Casino I. "Se trata de la operación policial más importante desarrollada en los últimos años en la provincia de Málaga contra el juego ilegal del póquer", aseguró.

De las investigaciones realizadas por la Policía Nacional adscrita a la comunidad autónoma se deduce que en la nave "se celebraban de forma habitual partidas ilegales de póquer en las que se ponían en juego grandes cantidades de dinero". El golpe a esta actividad irregular fue posible gracias a la colaboración entre el Servicio de Juego y la policía autonómica.

Las personas que trabajaban como croupiers no tenían contrato de trabajo y actuaban de manera tal que no se les identificara como empleados. Ahora deberá determinarse quiénes de las 110 personas sorprendidas en el local tenían esa función, ya que la multa para ellos es mayor que para los jugadores.

Los responsables de la policía autonómica que ayer dieron cuenta de la operación Casino I indicaron también que la semana pasada desmantelaron un casino similar en Marbella, aunque de menores dimensiones. Gámez aclaró que el juego clandestino no es una actividad generalizada en la provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios