Detenida una pareja en Granada por la muerte de un niño de 6 años

  • La Policía investiga si el menor, que fue a jugar con la hija del matrimonio a su piso en el mismo bloque, cayó accidentalmente desde la ventana o fue arrojado al vacío

Comentarios 1

Un vecino aparca su furgoneta en el descampado, cerca del bloque de pisos. Mientras abre la puerta, interroga con un gesto a una de las vecinas. Tuerce un poco la boca y encoge un hombro, intrigado. Las cámaras están grabando la zona, hay restos de un cordón policial por el suelo y una pequeña mancha de sangre justo al lado de donde ha estacionado. La vecina advierte el gesto del conductor de la furgoneta y le contesta. "Que han matado al niño del primero... La pareja de arriba, el del cuello doblao", le responde, mientras asoman algunas lágrimas en sus ojos.

¿Dónde es la escena? En la barriada Molino Nuevo, en la zona norte de Granada. El niño, Alejandro, desapareció el lunes por la tarde. Una vecina, una niña de 12 años que reside en la tercera planta del mismo bloque, fue a buscarle para jugar. Cuando pasó un tiempo y el pequeño seguía sin bajar, subieron a buscarlo. Según relataban ayer los vecinos de Molino Nuevo, la madre de la niña, una mujer de 36 años, aseguró nerviosa que el niño no estaba allí, que se había ido. Familiares y vecinos lo buscaron por las inmediaciones. Fue en vano: no lo encontraron.

Entonces regresaron a la casa del matrimonio. Los vecinos cuentan que la mujer, M. A. G., seguía "muy nerviosa". La niña intentó hablar, pero su madre "le pegó en la boca para que no dijera nada". Según explicó una de las tías del fallecido, Manuela Fernández, varios familiares entraron en la casa del matrimonio ahora detenido convencidos de que podía estar allí. "Mi sobrina movió los muebles y miró debajo de las camas" pero no lo localizó. Los vecinos llegaron a subir "tres o cuatro veces", una ya con la Policía, a la vivienda en cuestión para intentar localizar al menor.

El padre de Alejandro, desesperado y después de varias horas buscándolo por sus propios medios, llamó al Centro Coordinador de Emergencias 112 de la Junta, alertando de que su hijo llevaba desaparecido varias horas. Sobre la 01:15 de la madrugada llegó la Policía Nacional. Los agentes encontraron el cuerpo del niño quince minutos después. Y lo hallaron en un lugar que los vecinos justo debajo de una de las ventanas de la vivienda del tercer piso donde reside el matrimonio compuesto por J. M. M. y M. A. G., donde los agentes tocaron a la puerta minutos antes.

El matrimonio fue detenido y llevado a la Jefatura y seguramente pasará a disposición judicial hoy. Alguno de los vecinos comentaba ayer que el sospechoso, de 56 años, había sido arrestado mientras intentaba huir por los tejados de los edificios. La hija de ambos, de 12 años, fue puesta a disposición de la Fiscalía de Menores pero no en calidad de detenida, sino para que prestase declaración. Todos los vecinos destacaban ayer que la pareja era relativamente nueva en el barrio, que únicamente llevaban viviendo allí "cuatro o cinco meses" y que tenían poca relación con el entorno.

Alejandro será enterrado hoy en el cementerio municipal de San José.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios