Detenido por enviar piedras en vez de los teléfonos que vendía por correo

  • Al arrestado se le acusa de un supuesto delito de estafa y otro de suplantación de personalidad.

Comentarios 7

La Guardia Civil del Equipo de Policía Judicial de Carmona ha detenido a una persona por un supuesto delito de estafa y otro de suplantación de personalidad al enviar piedras en lugar de teléfonos móviles que vendía por correo.

Los hechos comenzaron cuando la Guardia Civil del Puesto de Cambados (Pontevedra) recibió una denuncia de un vecino en la que manifestó que había comprado un teléfono móvil por internet, y en vez del aparato de telefonía había recibido un pedrusco, según ha informado este viernes el Instituto Armado en una nota.

El Puesto de la Guardia Civil de Cambados contactó con los guardias civiles del Equipo de Policía Judicial de Carmona y comunicó estos hechos, porque consideraba que el autor podría residir en esta población.

En Carmona conocían que hay dos denuncias similares: una presentada en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía en Valladolid y otra en el Juzgado de Instrucción de Cazalla de la Sierra (Sevilla).

Los investigadores consiguieron identificar y localizar a la persona que supuestamente había vendido los teléfonos, un joven de 20 años, que aseguró que fue víctima de un robo en Sevilla donde le sustrajeron, entre otras cosas, su Documento Nacional de Identidad.

Los investigadores se entrevistaron con el personal de Correos, que describieron al sujeto que había enviado los paquetes y que, además, había cobrado un giro por valor de 300 euros, aunque la descripción física que aportaron no se asemejaba en nada al joven.

Las mismas gestiones se realizaron en la oficina bancaria, donde había cobrado el importe de la venta de los móviles, dos cheques de 400 euros.

Con la descripción de los empleados de Correos y de la Oficina Bancaria se realizaron gestiones y, tras distintas pesquisas, se identificó y localizó a J.M.G.B., de 21 años y vecino de Carmona, que fue llevado a dependencias de la Guardia Civil.

Una vez allí, confesó y fue detenido por los supuestos delitos de estafa y usurpación de identidad, por lo que pasó a disposición judicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios