Detenido el hombre que atacó con un martillo a una empleada de un negocio

  • Está acusado de robo y tentativa de asesinato La trabajadora sigue muy grave en la UCI

Un hombre de 37 años y nacionalidad china ha sido detenido acusado por el intento de asesinato de una mujer el pasado viernes en un salón de juegos en Málaga. El agresor asestó varios golpes en la cabeza con un martillo para robarle después de tomarse una consumición en el local.

La Policía detuvo en Churriana a un hombre de 37 años y natural de Henan (China) como presunto autor de los delitos de robo con violencia y tentativa de asesinato. La colaboración ciudadana ha sido fundamental para el arresto de esta persona. Los hechos sucedieron a las 16:10 en la zona oeste de Málaga. El 091 recibía la comunicación de una central de alarmas en relación a la comisión de un robo con violencia en un salón de recreativos de la Avenida de Velázquez y que, a resultas, en su interior se encontraba una mujer inmóvil en el suelo.

Inmediatamente se establecía el protocolo de actuación para este tipo de situaciones. Los agentes, al llegar al lugar, comprobaron la veracidad de la información. La víctima -empleada del establecimiento- se hallaba inconsciente en el suelo. Debido a la gravedad de las lesiones que presentaba, avisaron a los servicios de emergencia sanitarios que urgentemente se personaron en el lugar. La mujer fue trasladada hasta un centro hospitalario de la capital donde ha quedado ingresada.

Con las primeras pesquisas -en las que han participado agentes de las áreas de Seguridad Ciudadana, Policía Judicial y Policía Científica de la Comisaría Provincial de Málaga - la Policía comprobó que el presunto autor de los hechos era un ciudadano de origen chino. Avanzada la investigación, los agentes consiguieron identificar plenamente al autor de los hechos.

A partir de ese momento, se inició un dispositivo de búsqueda y localización del presunto autor, que culminó con su detención en la barriada malagueña de Churriana. Fue arrestado sobre las 22:30 horas -apenas seis horas después del robo- en su domicilio. En el momento de su detención, los agentes le intervinieron 2.800 euros en efectivo. Durante el operativo, además, se practicó un registro de su domicilio en el que los agentes se incautaron de distintas prendas utilizadas en la comisión de los hechos.

La investigación estableció que el ahora detenido se hallaba en el interior del local tomando una consumición momentos antes de que se cometiera el robo. Cuando se quedó solo con la trabajadora, entró en el baño e instantes después salió, martillo en mano, para golpear a la mujer en la cabeza hasta dejarla inmóvil en el suelo. A continuación, se dirigió hasta la caja registradora para sustraer el dinero que había en su interior. Ya con el botín en su poder y antes de huir, volvió a golpear a la mujer que yacía ya desplomada en el suelo.

El Hospital Carlos Haya informó ayer que la mujer sigue en situación muy grave, ingresada en la UCI por un traumatismo craneal severo con fractura de cráneo. Precisa ventilación mecánica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios