Díaz Trillo pide que no se baje la guardia contra los incendios hasta octubre

  • Los siniestros han descendido a la mitad de la media de la última década y en su mayoría han quedado en conatos

La época de peligro alto de incendios se extiende hasta el 15 de octubre. Hasta entonces, no hay que bajar la guardia. Así lo advirtió ayer en Almonte (Huelva) el consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, que visitó las instalaciones del Centro de Defensa Forestal (Cedefo) de Cabezudos, cuya área de atención prioritaria es el entorno natural de Doñana. Díaz Trillo animó a los empleados del Infoca a seguir en "máxima alerta" para atajar "con celeridad" cualquier emergencia, "tal y como se viene realizando durante toda la campaña".

Hasta mediados de este mes, el dispositivo de lucha contra incendios forestales del Plan Infoca ha intervenido en 335 siniestros, la mitad que la media de la última década, cifrada en 650 actuaciones en suelos forestales. En cuanto a la superficie afectada, la media de los últimos diez años hasta el pasado día 12 es de 7.774,21 hectáreas quemadas, y en lo que va de año sólo han ardido 442,57 hectáreas; lo que supone el 5,69% del promedio de esta década.

Así, el 77,9% de estos siniestros han quedado en conatos al afectar a menos de una hectárea y sólo se han contabilizado en lo que va de año 74 fuegos con categoría de incendio. Los 335 siniestros registrados este año han afectado a 442,57 hectáreas, de las cuales, el 93,3% -412,9 hectáreas- eran matorral y sólo el 6,7% restante -29,6 hectáreas- eran de arbolado. La provincia de Huelva es la que ha contado hasta el momento con un mayor número de intervenciones en suelo forestal en Andalucía, con un total de 55 intervenciones.

Por otra parte, Díaz Trillo opinó que los tres incendios registrados el lunes pasado en el paraje del Sacromonte, en Granada, y que arrasaron siete hectáreas de matorral y pasto, pudieron ser "provocados" o fruto de una "negligencia", aunque destacó la necesidad de "seguir investigando" el asunto. Según los datos que barajan los Bomberos de Granada y el Ayuntamiento de Granada no hay ninguna vivienda afectada por las llamas y los daños originados son "mínimos", ya que la zona incendiada no contaba con ninguna explotación agraria ni ninguna infraestructura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios