Fallece en Cádiz un bebé que vivía en un edificio ocupado

Un bebé de cuatro meses falleció ayer al mediodía en la Corrala de la Bahía, un edificio de Cádiz ocupado desde el mes pasado por varias familias. El menor fue trasladado al Hospital Puerta del Mar, situado a menos de un kilómetro del inmueble donde el pequeño, de nombre Dylan, comenzó a mostrar síntomas como el amoratamiento de los labios.

Estefanía Mateo, portavoz de la corrala, explicó que el bebe, que tiene dos hermanos de 2 y 9 años, había sufrido vómitos y diarrea en los últimos días. "El sábado fue a urgencias de Pediatría y estuvo en observación hasta el domingo por la mañana, que lo mandaron para casa. Como el lunes seguía con diarrea y vómitos le llevaron de nuevo al hospital, estuvo en observación y le dieron el alta", aseguró.

El martes, según cuenta, le llevaron a su pediatra, que les dio un volante recomendando su ingreso urgente en el hospital, donde volvió a estar en observación hasta las once de la noche, cuando fue dado de alta de nuevo.

El cuerpo del bebé permanece en el tanatorio de Cádiz, a la espera de que se le practique, posiblemente hoy, la autopsia, una prueba solicitada por la familia. También la propuso el hospital Puerta del Mar. "Somos los primeros interesados en saber qué ha ocurrido", comentaron fuentes del centro.

Un centenar de personas, entre vecinos de la corrala y representantes de otros inmuebles ocupados, colectivos sociales y partidos como Ganemos y Podemos, participaron ayer en una marcha para reclamar que se investigue la muerte de Dylan.

Ante las críticas de los vecinos que apuntan a que el bebé no ha recibido la atención médica adecuada, las fuentes del centro médico aseguraron que se "prestó asistencia" al pequeño y fue "atendido". A la espera de los resultados de esta autopsia los responsables del hospital piden "cautela y prudencia" y no sacar "conclusiones precipitadas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios