El general Fernández Ortega, distinguido por su hondo espíritu democrático

  • Ha sido merecedor de las grandes cruces del Mérito Militar y de San Hermenegildo, la Cruz de Plata de la Guardia Civil, la Cruz Naval y Policial y la Medalla al Mérito de Protección Civil

El general de Brigada de la Guardia Civil José Fernández Ortega, distinguido hoy con la Medalla de Andalucía por su "hondo espíritu democrático y representativo de los mejores valores tradicionales del Instituto Armado", ha servido en este cuerpo durante más de cuarenta años. 

Natural de El Puerto de Santa María, localidad en la que nació en 1945, la mayor parte de su carrera se ha desarrollado en destinos andaluces. 

Formado en la XVII Promoción de la Academia Especial de la Guardia Civil, Fernández Ortega ha ocupado puestos de responsabilidad, como los de jefe de línea, en Jaén; capitán de compañías, en Jerez de la Frontera y segundo jefe de la Comandancia de Jaén. 

Además, ha sido teniente coronel de la Jefatura del Servicio Fiscal de Madrid; ha ocupado la Jefatura de Estudios de la Academia de Guardias y Suboficiales de Ubeda y Baeza, y ha desempeñado su labor como general jefe de la Segunda Zona (Castilla-La Mancha). 

Entre otras distinciones y reconocimientos, el general ha sido merecedor de las grandes cruces del Mérito Militar y de San Hermenegildo, la Cruz de Plata de la Guardia Civil, la Cruz Naval y Policial y la Medalla al Mérito de Protección Civil. 

En línea con su compromiso social y de defensa de los derechos humanos, Fernández Ortega se ha destacado como el impulsor del proyecto educativo-cultural de la Guardia Civil en materia de violencia de género. 

En 2003 inició, en colaboración con el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), un programa de formación específica para la atención a las mujeres víctimas de violencia, que aún sigue cualificando en la materia al alumnado de la Academia de Guardias y Suboficiales de Ubeda y Baeza, y fruto del cual esta institución recibió en 2004 el Premio Meridiana. 

El 27 de noviembre de 2010, y por motivos de edad, el general Fernández Ortega cerró una dilatada trayectoria profesional caracterizada por "la vocación de servicio, el afán por la modernización del Instituto sin perder su espíritu tradicional, la defensa de los derechos humanos y su contribución a hacer de la Guardia Civil un cuerpo cada vez más apreciado por la sociedad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios