La Fiscalía pide que se mantenga en prisión al hijo de Ortega Cano

  • Alega que aún quedan por practicar "diligencias esenciales" para la averiguación de los hechos. La defensa del joven pide su libertad por su "correcto rendimiento escolar" y por "una oferta de trabajo".

Comentarios 11

La Fiscalía ha pedido al juzgado de Instrucción número 5 de Sevilla que mantenga en prisión provisional a José Fernando Ortega Mohedano, el hijo del torero José Ortega Cano, que fue detenido junto a otros dos jóvenes en relación con una agresión y el robo perpetrado a la salida del club nocturno El Rey 2000 de Castilleja de la Cuesta. Según han confirmado fuentes del Ministerio Público, la Fiscalía se ha opuesto a la puesta en libertad de José Fernando y de los otros dos jóvenes que están en prisión porque aún quedan por practicar "diligencias esenciales" para la averiguación de los hechos que tuvieron lugar en la madrugada del pasado 2 de noviembre.

De hecho, José Fernando, que está en prisión desde el pasado día 14 intervendrá este viernes, día 29, en una rueda de reconocimiento que tendrá lugar desde la cárcel de Sevilla-I. La juez Beatriz González, que instruye la causa por la agresión y robo a J. J. V. A., ha acordado que la víctima comparezca ese mismo día de nuevo en el juzgado para participar en dos ruedas de reconocimiento. Para la primera, la instructora ha citado a dos de los jóvenes que se encuentran en libertad provisional y que se someterán a una rueda de reconocimiento para que la víctima confirme ante la juez si tuvieron alguna participación en la agresión y en qué grado. 

En la segunda rueda de reconocimiento, fijada tan sólo media hora después, la juez ha previsto que se sometan a otra identificación, aunque en este caso a través de una videoconferencia desde la cárcel Sevilla-I, José Fernando Ortega Mohedano, y sus acompañantes, F. S. C., de 19 años, e I. F. C., de 23, quienes al igual que el hijo del torero se encuentran en prisión provisional desde el pasado 14 de noviembre. 

La práctica de estas dos ruedas de reconocimiento ponía ya de manifiesto que la juez no tenía previsto adoptar, por el momento, ningún cambio respecto a la situación de libertad provisional de estos tres jóvenes, algo que ahora se corrobora con la postura de la Fiscalía de Sevilla. 

Mientras tanto, la defensa de José Fernando ha pedido la libertad porque tiene una "oferta de trabajo" y por su "correcto rendimiento escolar".   Su abogada ha aportado a la juez la oferta de trabajo de un empresario que afirma saber que el joven "siempre ha trabajado de forma honrada". También ha aportado un certificado que mostraría que es un "alumno normal" firmado por un instituto de Alcobendas (Madrid), localidad próxima a la urbanización donde la madre del joven, Rocío Jurado, poseía una vivienda. José Fernando, sin embargo, tiene su residencia en la localidad de Castilblanco de los Arroyos, donde Ortega Cano posee una finca en la que ha vivido la familia. 

Además, ha aportado su matrícula en un centro de enseñanza a distancia, un estudio psicológico que se le hizo en su día y una propuesta de ingreso en un centro de desintoxicación, según las citadas fuentes. Esta última propuesta deriva de la drogadicción que ha alegado su defensa por su futura repercusión favorable en la condena que se le pueda imponer por los delitos de lesiones, robo violento y daños que se le imputan. 

Las defensas de los otros imputados han alegado el "agravio comparativo" que supone que continúen en prisión mientras hay otros implicados en libertad, algunos de los cuales también están imputados por su presunta participación en la agresión a la víctima. 

El pasado viernes, J. J. V. A. ratificó en el juzgado su denuncia y afirmó que recibió una paliza "como en una película americana", donde dos jóvenes -uno de ellos José Fernando- le habrían golpeado y robado, mientras otros dos impedían que pudiera escapara de las inmediaciones del club.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios