CASO MARTA DEL CASTILLO

La Fiscalía recurre para que el Cuco siga internado hasta septiembre de 2013

  • Reitera que el joven no ha colaborado de manera activa para "evitar el dolor añadido causado a las víctimas" al no aparecer el cuerpo de Marta.

Comentarios 3

La Fiscalía de Sevilla ha recurrido ante la Audiencia de Sevilla la decisión del juez de Menores de fijar en marzo de 2013 la salida del centro de menores de Francisco Javier García Marín, el Cuco, tras la compensación de los días que pasó en un piso tutelado de la provincia de Cádiz antes de que se declarara firme la condena de dos años y once meses de internamiento por encubrir el asesinato de Marta del Castillo.

En el recurso elevado a la Audiencia de Sevilla, según informó hoy la fiscal jefe, María José Segarra, el Ministerio Público ha defendido una compensación más restrictiva de los días que pasó en el piso tutelado -de seis a uno y no de tres a uno como fijó el juez-, al reiterar sus argumentos de la falta de arrepentimiento del Cuco y no haber asumido el delito que cometió. En concreto, la Fiscalía considera que el Cuco debe permanecer internado otros 685 días más -hasta el 14 de septiembre de 2013-, por el hecho de que "el menor no haya colaborado de manera activa para esclarecer los hechos y evitar el dolor añadido causado a las víctimas".

El juez de Menores Rafael Cuerda había rebajado en seis meses la compensación que hizo la Fiscalía por el tiempo que estuvo en el piso tutelado, al entender que la petición del Ministerio Público  era "absolutamente desproporcionada e injusta" y consideraba que al joven le quedaban aún por cumplir 498 días, con lo que quedaría libre el 9 de marzo de 2013.

La Fiscalía insiste ahora en su recurso que la propuesta realizada "no es desproporcionada" porque "simplemente sigue los principios inspiradores de nuestra legislación". Así, explica que el reglamento de la ley del menor del año 2004 está inspirado en la legislación penitenciaria, cuyo artículo 63 habla de la clasificación de los internos y de los elementos a tener en cuenta para dicha clasificación".

El Ministerio Publico aprecia que existen ciertas "involuciones o inestabilidad" del Cuco en los informes técnicos que sugieren una "percepción distinta en cuando a los objetivos alcanzados por el menor y valorados por el juez ejecutor como un comportamiento positivo".

La Fiscalía había valorado especialmente que Francisco Javier García Marín -que finalmente ha acatado la decisión del juez y no ha presentado ningún recurso- "no muestra signos de arrepentimiento" del delito por el que ha sido condenado y tampoco "asume el hecho cometido", por lo que consideraba que se debía trabajar con el joven para "lograr la asunción del hecho y la responsabilidad por su conducta". Estos son sólo dos de los seis factores negativos que la Fiscalía tuvo en cuenta para solicitar esta compensación del tiempo que el Cuco ha pasado en el piso tutelado, ya que también había influido en la postura del Ministerio Público la "gravedad" del hecho cometido, el "daño causado a la víctima y a los perjudicados", en alusión al daño moral ocasionado a la familia de Marta, así como que el cumplimiento de la medida cautelar de alejamiento "ha sido correcto pero sin interiorizar los objetivos que se proponían", y todo ello considerando además que el 14 de noviembre de 2010 fue sorprendido cuando se dirigía a Sevilla, incumpliendo la orden de alejamiento.

La Fiscalía señala que "no hay reglas fijadas legalmente" para realizar la compensación y recuerda además que "no se ha producido el abono completo de la responsabilidad civil" -el pago de los 414.000 euros del coste de la búsqueda-, que es uno de los elementos que se tienen en cuentan en otras instituciones de la jurisdicción de menores como en la conciliación en la vía extrajudicial.

El recurso también rechaza la compensación que el juez realizó de la medida de alejamiento del Cuco, por la que le abonó otros 94 días de internamiento, al considerar que puesto que el joven tenía que estar en un centro educativo designado, "el alejamiento de su familia era inherente al mismo" y así precisa que después de que fuera sorprendido quebrantando la medida, sus salidas posteriores se realizaron en presencia del educador.

Por último, el departamento de María José Segarra rechaza el argumento del juez de que "nunca" se había realizado una compensación tan restrictiva como la propuesta, al afirmar que "la verdad es que siempre -no en hechos iguales pero sí de características similares- se ha partido de la equiparación de la libertad vigilada con grupo educativo en cuando al abono de la medida cautelar, y en este caso se han tenido en cuenta las especiales connotaciones que han rodeado la situación de este menor ahora en fase de ejecución de sentencia".

La Fiscalía considera que el menor debe cumplir 1.050 días por la condena de dos años y once meses de internamiento en centro cerrado que le impuso el juez de Menores y confirmó la Audiencia de Sevilla. De ese tiempo, hay que descontar los nueve meses que pasó de forma preventiva en el centro de menores, lo que hacen 270 días, y los 95 días que le descuenta por los 568 días que pasó en el piso tutelado de la provincia de Cádiz. De esta forma, al Cuco, que ingresó voluntariamente en un centro de menores de la provincia de Córdoba el pasado 28 de octubre, le quedarían por cumplir aún 685 días, con lo que no obtendría la libertad hasta el 14 de septiembre de 2013.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios