Fomento insta a La Línea a que pare las obras del peaje a Gibraltar

  • El alcalde dice que los operarios del Ministerio "no tenían capacidad coercitiva"

Comentarios 7

El Ministerio de Fomento instó ayer al Ayuntamiento de La Línea (Cádiz), gobernado por el PP, a poner fin a las obras iniciadas hace dos semanas para instaurar una tasa a los vehículos que pasen a Gibraltar. Funcionarios de Fomento acudieron el pasado lunes y también ayer alegando que los trabajos de los operarios municipales afectaban a una carretera de titularidad nacional. Sin embargo, el Ayuntamiento de La Línea, a través del concejal que supervisa la obra, Julio Sánchez, contradilo al personal ministerial, afirmando que "sólo afecta a suelo de La Línea. Se ha llegado hasta el límite del término municipal, así que seguimos adelante".

La actividad de los trabajadores municipales estuvo vigilada ayer por agentes de la Policía Local, que instaron a los operarios a continuar en el tajo y hacer caso omiso de los requerimientos de los emisarios de Fomento, "dos personas vestidas de amarillo sin capacidad coercitiva alguna", según la descripción hecha por el alcalde, Alejandro Sánchez. El primer edil subrayó que el documento de Fomento había sido escrito "por alguien que está de vacaciones", circunstancia que, en su opinión, pone de manifiesto "el nerviosismo y la improvisación" del Ministerio en este asunto.

Sánchez enfatizó: "Difícilmente me voy a dar por enterado con una comunicación ministerial de ese tipo. El proyecto sigue adelante". La intención de Sánchez es proseguir con esta obra a menos que un juez le requiera lo contrario.

El Consistorio anunció hace unas semanas que gravará a todos los turismos que visiten Gibraltar y pasen por el término municipal de La Línea, una medida que no se aplicará a los ciudadanos de esta localidad. Esta tasa de congestión rondará los cinco euros para estos vehículos, pero será superior para los camiones de escombros, ladrillos y otros materiales que, según la Administración local, se dirijan a la Zona Este del Peñón.

De forma paralela a la ejecución de las obras para separar los carriles a la salida de la Aduana, el equipo de gobierno, que aún no ha hecho público dónde se instalará el dispositivo de cobro, ha iniciado el proceso administrativo necesario para implantar la tasa. Un proceso que obliga a que este asunto pase por el pleno de la Corporación municipal y sea luego sometido a un periodo de alegaciones. Con todo ello, la previsión del Ayuntamiento es que la tasa de congestión empiece a cobrarse el próximo mes de octubre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios