El Gobierno vuelve a poner en duda la situación de las cuentas andaluzas

  • Montoro muestra de nuevo su preocupación por el déficit de la comunidad · Griñán asegura que Rajoy no presentará los Presupuestos del Estado antes del 25-M por temor a perder las elecciones

Comentarios 24

No ha pasado una semana desde que el Gobierno central y la Junta aparcaran en una reunión bilateral sus diferencias sobre la situación de las cuentas andaluzas, cuando el interlocutor gubernamental en este encuentro, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha vuelto a ponerlas en duda. Lo hizo ayer en el Congreso, durante la sesión de control al Gobierno, manifestando su preocupación por el cumplimiento de los objetivos de déficit, aunque no mencionó la suspensión de pagos que fuera utilizada inicialmente por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y que desembocó en aquel sonoro encontronazo con el Ejecutivo de José Antonio Griñán.

Esta preocupación de Montoro es exactamente la misma que transmitió a los consejeros andaluces de Hacienda y Economía, Carmen Martínez Aguayo y Antonio Ávila, en aquella cita del pasado 1 de febrero, convocada a petición de la delegación andaluza, en la que le expusieron los datos que prueban que Andalucía está entre las comunidades con menor nivel de endeudamiento. Montoro les pidió entonces a los consejeros que, ante una cifra de déficit próxima al 3% en lugar del 1,3% pactado, trabajaran más para reducirlo y reivindicar menos. Unas declaraciones que fueron calificadas de "lamentables, chulescas, prepotentes e impropias de un ministro", por el diputado socialista por Córdoba, Antonio Hurtado, que cuestionaba al ministro en el Congreso sobre el pago de los 1.504 millones acordados en la comisión bilateral Junta-Estado por las inversiones no ejecutadas de los ejercicios 2008 y 2009.

Ante la acusación del aforado del PSOE, Montoro le pidió que no descalificara, ya que en el "Parlamento estamos para intercambiar opiniones " y que, en lo que se refiere a la función de control al Gobierno de la oposición, se debe "decir la verdad sobre las cuentas de Andalucía y de todas las comunidades". Algo a lo que Hurtado respondió cuestionando por qué los miembros del Ejecutivo "no van a otras comunidades y sueltan la cantidad de mentiras que sueltan sobre la solvencia o la situación financiera" andaluza. "Le pido el mismo trato con todas las comunidades", reprochó.

Desde que estallara este conflicto, la clave electoral es la que para el PSOE está detrás del interés del Gobierno central por menoscabar la solvencia de la economía andaluza. Ven una maniobra orquestada para beneficiar al candidato del PP a la presidencia de la Junta, Javier Arenas. Primero, poniendo en cuestión la gestión del Ejecutivo de Griñán, y segundo, allanándole el terreno para, en caso de ganar, justificar recortes. De hecho, Hurtado apuntó en esa dirección para acusar a Montoro de "deslealtad institucional". "Las contiendas electorales son entre partidos, no entre gobiernos, y ustedes están haciendo una contienda electoral desde el Gobierno", apostilló.

A pesar del rifirrafe dialéctico, Montoro aseguró que el Gobierno actual cumplirá con Andalucía con ese pago de 1.504 millones "exactamente igual que, tendrá que reconocerme, no ha cumplido el Gobierno anterior". Subrayó que esa reivindicación por las inversiones no realizadas -fue uno de los asuntos que los consejeros andaluces plantearon la pasada semana- corresponde a "incumplimientos" del Ejecutivo anterior. "Más compromisos reales es lo que le hace falta al Gobierno de España con Andalucía, pero reconociendo que ha habido fracaso y falta de inversiones", añadió.

En materia de compromisos, también adelantó que se presentarán los Presupuestos Generales del Estado de 2012 antes del 31 de marzo, lo que, además de suponer hacerlo en tiempo récord, daría respuesta a las críticas del PSOE que ven en su tardanza otra estrategia electoral ante la convocatoria andaluza del 25-M. De hecho, el presidente andaluz, José Antonio Griñán, insistió en esta línea, argumentando que el Gobierno de Mariano Rajoy no presenta un Presupuesto porque el PP tiene "un claro temor" a que el PSOE-A gane de nuevo las elecciones andaluzas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios