Greenpeace cubre el Algarrobico con una tela de 18.000 metros cuadrados

  • Sesenta activistas han desplegado la tela verde en una acción de protesta que persigue forzar al Ministerio de Medio Ambiente a que "derribe ya" el polémico edificio.

Comentarios 6

Sesenta activistas de Greenpeace se han trasladado este jueves al paraje de El Algarrobico para cubrir el polémico hotel que promueve Azata con una tela verde de 18.000 metros cuadrados en una acción de protesta que persigue forzar al Ministerio de Medio Ambiente a que "derribe ya" el edificio.

Los activistas han llegado sobre las 07:00 a la zona del parque natural de Cabo de Gata-Níjar en la que construyó el hotel, sobre el que además un grupo de escaladores desplegará una pancarta en la que se leerá "Parque Natural sin hotel ilegal", han informado fuentes del colectivo.

Dos zodiac participarán también en esta acción emprendida para "hacer desaparecer el hotel ilegal", y para "borrar un edificio que nunca debería de haberse construido", han dicho las fuentes.

Han añadido que el principal objetivo de esta acción es instar al Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino a que "deje de lado la pasividad" en torno al polémico edificio que acumula sentencias judiciales en su contra, de modo que "tome las riendas y lidere el proceso para que este hotel pueda ser derribado ya".

Una hora después de su llegada, los activistas han empezado a colocar la enorme tela sobre la parte baja del edificio de veinte plantas y 411 habitaciones, pese a que un guardia de seguridad ha tratado de quitarles el material en el que, por el momento, es el único incidente que se ha registrado en la zona desde el inicio de esta protesta.

Los activistas de Greenpece permanecerán en el paraje del Algarrobico hasta que logren cubrir por completo con la tela verde el edificio, momento en el que está previsto que abandonen esta zona del parque natural que se encuentra en el municipio almeriense de Carboneras.

Medio Ambiente subraya su interés por demoler El Algarrobico "cuando acabe el proceso judicial"

El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino subrayó su voluntad de colaborar con la Junta de Andalucía para proceder a la demolición del hotel de la playa de El Algarrobico, una vez haya concluido el proceso judicial actualmente en marcha, en respuesta a la denuncia de pasividad de la organización ecologista Greenpeace.

En un comunicado, el ministerio señaló que el informe de la Abogacía del Estado criticado por la organización ecologista, del cual se le entregó copia el pasado 11 de noviembre, señala la conveniencia de desistir del procedimiento expropiatorio mientras no se resuelva la cuestión judicial sobre una posible nulidad de esta licencia concedida por el Ayuntamiento de Carboneras, y que está recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

En este sentido, añade que la Abogacía del Estado, en sus fundamentos jurídicos, considera que ante esta circunstancia, mantener la potestad expropiatoria sería "un claro ejemplo de ineficacia de la actividad administrativa y de ineficiencia en la gestión de los fondos públicos".

El informe, según el ministerio, tiene en cuenta los efectos que pueda tener, en su caso, una sentencia de nulidad de pleno derecho del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía sobre la determinación del justiprecio en relación con el valor del hotel de referencia.

En cualquier caso, concluye que el mismo informe señala que no hay ningún obstáculo para que en el futuro, si concurren nuevas condiciones, pueda iniciarse de nuevo el expediente expropiatorio por parte del ministerio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios