Griñán acusa a Arenas de seguir una estrategia de "maldad y fariseísmo"

  • El líder del PP ha indicado que la actuación de la Junta se resume en la presencia de "intrusos, intermediarios y comisionistas que campan a sus anchas, empezando por los cachorros del poder", en alusión a Iván Chaves.

Comentarios 45

El presidente andaluz, José Antonio Griñán, ha dicho hoy que la estrategia del líder del PP-A, Javier Arenas, es el testimonio "de su maldad y su fariseísmo", después de que el líder popular acusara al Gobierno autonómico de permitir a "intrusos, intermediarios y comisionistas que campan a sus anchas".

En la sesión de control al Gobierno andaluz del pleno del Parlamento, Griñán respondió a una pregunta de Arenas sobre la evolución del empleo en 2011 en Andalucía pero, tal y como ha ocurrido en las últimas sesiones plenarias, el debate transcurrió sobre los ERE irregulares financiados con fondos públicos.

Arenas, que empezó entroncando la crisis y la confianza, ha indicado que la actuación del Gobierno se resume en la presencia de "intrusos, intermediarios y comisionistas que campan a sus anchas, empezando por los cachorros del poder", en alusión a Iván Chaves, hijo del vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves.

"Cuán desesperado estará para intentar echar las culpas al PP. Le pido que responda al Parlamento y a los jueces", ha subrayado el líder del PP-A, que ha pedido al presidente de la Junta que no intente pasar por víctimas en estos casos "porque son culpables", y ha añadido "la recuperación de la política y la salida de la crisis tiene que ir de la mano".

El presidente de la Junta, que volvió a reprochar a Arenas que sus intervenciones sean "un guiso en el que mezcla acusaciones sin fundamentos y papeles trampas", ha acusado al líder popular de tener una "incapacidad" para afrontar el debate, y de "trufar todo con infamias y con contradicciones".

Las infamias son, a juicio de Griñán, acusar a Chaves de un delito en el caso de las ayudas a las empresa Matsa, o las "injurias" sobre la financiación ilegal del PSOE, o la de que el fondo 31L, con el que se financiaron los ERE irregulares y las ayudas a las empresas en crisis, iban "para los amiguetes".

En cuanto a las contradicciones, el presidente andaluz se ha referido a las afirmaciones de los dirigentes del PP sobre los ERE en Minas de Riotinto, o cuando hablan de si los imputados tienen o no que estar en las listas electorales, recordando el caso de las del PP en la comunidad valenciana.

Tras advertir de que el PP no tiene un código ético que pueda "compartir" con el PSOE porque tienen "una doble vara de medir", el presidente de la Junta ha recordado a Arenas que "ni un solo miembro del Gobierno andaluz ha sido condenado por un tribunal por irregularidad", algo que "deben saber" los andaluces.

Griñán, que ha acusado a Arenas de querer ocultar programa de las elecciones con la coartada de no tener que explicar si va a plantear el copago en la sanidad, si cerrarán quirófanos o retirarán la gratuidad en los libros de texto, le ha pedido que haga aportaciones y que "juegue limpio" en la política.

Arenas ha respondido que lo importante de un Gobierno no es su composición sino la consecuencia de su gestión, por lo que le ha recordado que el balance de los gobiernos del PP son un millón de empleos más y el "desgobierno" de Griñán "750.000 parados más".

Ha lamentado que el PSOE se haya negado durante 15 años a crear una comisión de investigación en el Parlamento comisión, que impida que comparezca el interventor de Hacienda en el Parlamento, y que las ayudas a las empresas se produzcan "a las que usted quiere, cuando quiere y sin que nadie se entere".

"Y al final se descubre el pastel. Arbitrariedad en los fondos públicos", ha subrayado Arenas, quien ha censurado que el Gobierno andaluz ahora haya decidido que los culpables de lo ocurrido son "los periodistas y el PP", cuando ha quedado "demostrado" que el Consejo de Gobierno conoció los informes de la intervención.

El líder popular, tras recordar a Griñán que los fondos destinados a los ERE se "inflaron" hasta en 124 millones de euros en diez años, le ha sugerido leer una sentencia del TS en la que se dice que actuar al margen del procedimiento administrativo puede ser prevaricación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios