Griñán acusa al PP de tener una "doble moral" ante la Justicia

  • El presidente de la Junta responde a las críticas populares por la decisión de la Fiscalía de recurrir el auto de los ERE

Comentarios 22

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ve "deleznable" que se haga una "politización de la Justicia" en lo referente al caso de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) irregulares y acusó ayer al PP-A de tener "una doble moral" al valorar la labor judicial en función del signo político al que afecte.

Griñán, que presidió los actos conmemorativos del 519 aniversario de la firma de las Capitulaciones de Santa Fe (Granada), respondió de este modo a las palabras del viernes del presidente del PP-A, Javier Arenas, que instó a la Fiscalía a estar "al servicio de la legalidad" y no "del Gobierno" tras conocer que el Ministerio Público ha recurrido el auto de la juez que investiga los ERE, en el que ordenó a la Junta la entrega de las 480 actas de los consejos de Gobierno celebradas desde 2001. Al respecto, el presidente de la Junta se mostró "enormemente" preocupado por esta "politización de la Justicia" y quiso recordar a los populares que hay que respetarla "siempre", "nos dé la razón o nos la quite".

"Parece que el PP tiene una doble moral que significa presunción de inocencia" para sus militantes y "presunción de culpabilidad para la izquierda", prosiguió Griñán, a cuyo juicio esta actitud resulta "dolorosa, dañina y no hace cohesión social".

En este contexto, la portavoz del PP-A, Rosario Soto, calificó desde Sevilla de "bochornoso" el hecho de que el presidente de la Junta, "rompa su silencio en cuanto al caso de los ERE sólo para aplaudir la decisión de ocultar información y obstruir a la Justicia" para "esclarecer esta trama corrupta". Soto quiso dejar claro que el PP enviará un escrito tanto a la Fiscalía como al Juzgado de Instrucción Número 6 de Sevilla pidiendo que se investiguen "todos y cada uno de los ERE pagados", que "no son ERE muertos, sino irregularidades vivas".

El presidente de la Junta fue recibido en Santa Fe con los abucheos de una veintena de funcionarios públicos que al grito de "ERE, ERE, Andalucía no te quiere" o "Griñán, cariño, enchúfame a mi niño", quisieron mostrar su disconformidad con la ley de reordenación del sector público emprendida en Andalucía. "Yo respeto siempre cualquier manifestación", dijo Griñán al ser preguntado por este asunto, asegurando ser consciente de que este tipo de normativas pueden generar "conflictos" entre los afectados. Sin embargo, quiso recordar que la ley de reforma del sector público andaluz ha supuesto la supresión de 111 organismos públicos y ha simplificado la Administración favorecido una mayor "flexibilidad". Así, defendió la coherencia mantenida por la Junta en esta materia y se mostró convencido de que es "una norma muy importante".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios