Griñán anuncia un paquete de diez medidas fiscales para reactivar la economía

  • El presidente andaluz presenta siete actuaciones para estimular la presión empresarial y tres para aumentar la progresión fiscal, en ámbitos como el IRPF o los impuestos sobre Sucesiones y Donaciones y sobre Transmisiones Patrimoniales.

Comentarios 40

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ha asegurado que, aunque los datos económicos indican que se debe actuar con "cautela", se está entrando ya "en la rampa de salida de la recuperación", y ha realizado propuestas, entre ellas, una decena de acciones fiscales de estímulo a la inversión. En su intervención en el debate general sobre crisis económica y empleo en el Parlamento andaluz, Griñán ha ofrecido a los grupos de la oposición que incluyan en sus propuestas de resolución, además de las medidas que ya aplica la Junta, una serie de propuestas novedosas para reactivar la economía.

Junto a las medidas fiscales, el presidente andaluz ha planteado la puesta en marcha de un programa para los jóvenes, medidas para la renovación urbana con la finalidad de reactivar al sector de la construcción, y facilitar nuevas vías de liquidez a las empresas. El presidente de la Junta, que ha reconocido que existen "muchos asuntos que resolver" aún, sobre todo mejorar la competitividad de la economía andaluza, ha confiado en que los grupos de la oposición puedan hacer un esfuerzo para aceptar las propuestas y contribuir a la reactivación de la economía de la comunidad.

Las medidas tributarias recogen siete iniciativas orientadas a estimular la presión empresarial y tres para aumentar la progresión fiscal, de forma que las primeras se aplicarán en el tramo autonómico del IRPF y en los Impuestos sobre Sucesiones y Donaciones y sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. Las otras tres se refieren a este último tributo en trasmisiones de bienes de alto valor, según Griñán, quien ha reconocido que en la crisis hay bastantes elementos que llaman a la inquietud como la falta de liquidez y la forma de reordenación del sector financiero.

En el IRPF, y con efecto desde el 1 de enero de 2010, la Junta ampliará hasta los 400 euros la deducción por autoempleo, sin límite de edad ni distinción de sexo, y hasta los 600 euros en el caso de los emprendedores de más de 45 años; y se creará una nueva deducción por inversión en el adquisición de acciones o participaciones sociales de entidades empresariales andaluzas de nueva construcción.

Respecto al impuesto de sucesiones y donaciones, se prevé ampliar los beneficiarios de la reducción autonómica del 99 por ciento que ya se aplica en adquisiciones mortis causa de empresas individuales, negocios profesionales y participaciones en entidades domiciliadas en Andalucía, según el presidente de la Junta. Esta ampliación alcanzará, según el presidente de la Junta, a los parientes de tercer grado, tanto por consanguinidad como por afinidad, y, además, los beneficios fiscales de esta reducción se equipararán a las donaciones o adquisiciones inter vivos. En el mismo impuesto se crearán dos nuevas reducciones del 99 por ciento; la primera de ellas, con una base máxima de 120.000 euros y de 180.000 en caso de discapacidad, estará vinculada a la donación de dinero a parientes de hasta tercer grado para la constitución o la ampliación de empresas individuales o negocios personales. La segunda se aplicará por la transmisión "mortis causa" o por la donación de empresas individuales, negocios profesionales y participaciones a personas si parentesco pero con vínculos laborales o profesionales con estas entidades.

El segundo de los bloques propuestos por Griñán tiene como objetivo impulsar una serie de proyectos, en diálogo con los agentes sociales, para obtener la financiación estatal prevista por la futura Ley de Economía Sostenible en los ámbitos de agroindustria, el turismo, la salud, la internacionalización y la energía.

Junto a las medidas tributarias y sobre la economía sostenible, el presidente de la Junta ha propuesto de apoyo al sector de la construcción, facilitar nuevas vías de liquidez a las empresas y ampliar las acciones de inserción y formación dirigidas a los menores de entre 18 y 22 años sin cualificación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios